Editorial ROVE

Un sitio pensado para el autor y el lector.

Nuestra visión: ser el semillero de escritores más importante de Internet.

Entrevista a Kassfinol

 

Seguir Leyendo

Entrevista a Javier Celaya

Javier Celaya

La imagen de Javier que hoy sale como portada de la entrevista es muy particular ya que contiene cientos de twits como fondo.

Esta entrevista ha sido realizada mediante una comunicación vía®Skype, después trasladada a texto y por último editada para que sea visible en formato EPUB, siendo fiel al contenido de la nota.

Si bien la nota se realizó la última semana de Diciembre del 2011, se tocan temas de candente actualidad, donde la Ley SOPA o leyes similares en Europa y otros continentes están siendo analizados por diferentes países; traemos una opinión sobre propiedad intelectual, análisis de autor de una publicación en formato de libro físico o digital, internet, web 2.0, tabletas , e-readers, actualidad de España sobre los contenidos digitales y otros temas relacionados a contenido, calidad de contenidos, redes sociales y mucho más.

Sinceramente deben aprovechar y leer la visión de Javier sobre nuestro presente y sobre lo que puede ser el futuro cercano. Todo aquel que sea escritor verá reflejadas seguramente las mismas dudas que ha tenido en los últimos tiempos a la hora de editar una obra literaria.

Los invitamos a parar un segundo el vértigo diario, para analizar nuestro presente y por qué no, entre todos, intentar ver el futuro para saber cómo posicionarnos, tanto lectores, autores como profesionales del mundo editorial.

Me gustaría destacar que durante la entrevista telefónica Javier me hizo sentir cómodo demostrando en todo momento sus ganas por comunicar y por entablar puentes.

Por último y no menos importante, he mantenido lo más fiel posible la traducción de la charla telefónica, ya que considero importante el modismo de Javier, logrando una diferencia sustancial a la clásica entrevista que espero puedan apreciar, con la firme esperanza que sus palabras puedan llegar como si un café, un mate o un té, estén entre usted y la pantalla de su IPOD, laptop, netbook, celular o dispositivo que le este permitiendo leer en este momento.

Diego Corradini

Editorial ROVE.

Clic aquí para descargar archivos.


 


¿Desea ver la entrevista solo en formato texto?, clic aquí: Entrevista a Javier Celaya solo texto

 

Entrevista a Javier Celaya solo texto

javier celaya

La imagen de Javier que hoy sale como portada de la entrevista es muy particular ya que contiene cientos de twits como fondo.

Esta entrevista ha sido realizada mediante una comunicación vía®Skype, después trasladada a texto y por último editada para que sea visible en formato EPUB, siendo fiel al contenido de la nota.

Entrevista a Javier Celaya

Sobre Javier...

Javier Celaya es socio-fundador del portal cultural Dosdoce.com, miembro del Observatorio de la Lectura de la Junta de Andalucía, y co-Director del Máster de Comunicación Corporativa e Institucional 2.0 y del Máster de Edición Digital, ambos de la Universidad de Alcalá. Desde el año 2009 también forma parte del claustro de profesores de la escuela de negocios La Salle International Graduate School. Recientemente ha sido nombrado miembro del Comité Científico y del Consejo de Redacción de la Revista Telos, perteneciente a la Fundación Telefónica.

En enero de 2008 fue nombrado vicepresidente de la Asociación de Revistas Digitales de España (ARDE) y en julio de 2010 vocal de la Junta Directiva de la Asociación Española de la Economía Digital.

En marzo de 2011, Javier Celaya obtuvo el Premio Especial RdL de Divulgación, destinado a profesionales que han hecho de la comunicación e información digital su campo de batalla.

Más información en www.dosdoce.com

Editorial

Si bien la nota se realizó la última semana de Diciembre del 2011, se tocan temas de candente actualidad, donde la Ley SOPA o leyes similares en Europa y otros continentes están siendo analizados por diferentes países; traemos una opinión sobre propiedad intelectual, análisis de autor de una publicación en formato de libro físico o digital, internet, web 2.0, tabletas , e-readers, actualidad de España sobre los contenidos digitales y otros temas relacionados a contenido, calidad de contenidos, redes sociales y mucho más.

Sinceramente deben aprovechar y leer la visión de Javier sobre nuestro presente y sobre lo que puede ser el futuro cercano. Todo aquel que sea escritor verá reflejadas seguramente las mismas dudas que ha tenido en los últimos tiempos a la hora de editar una obra literaria.

Los invitamos a parar un segundo el vértigo diario, para analizar nuestro presente y por qué no, entre todos, intentar ver el futuro para saber cómo posicionarnos, tanto lectores, autores como profesionales del mundo editorial.

Me gustaría destacar que durante la entrevista telefónica Javier me hizo sentir cómodo demostrando en todo momento sus ganas por comunicar y por entablar puentes.

Por último y no menos importante, he mantenido lo más fiel posible la traducción de la charla telefónica, ya que considero importante el modismo de Javier, logrando una diferencia sustancial a la clásica entrevista que espero puedan apreciar, con la firme esperanza que sus palabras puedan llegar como si un café, un mate o un té, estén entre usted y la pantalla de su IPOD, laptop, netbook, celular o dispositivo que le este permitiendo leer en este momento.

Diego Corradini

Editorial ROVE.

Se agradece la foto de la portada a Javier Celaya y a ®www.art-buzz-amsterdam.com.

Registrado en ®Safe Creative mediante expediente Nº: 1202171097752

Esta entrevista puede ser reproducida total o parcialmente, solo deben citar la fuente, a saber: ®www.editorialrove.com o ®www.dosdoce.com.

Editorial ROVE, una idea en acción

www.editorialrove.com

www.twitter.com/editorialrove

www.facebook.com/editorialrove

http://ar.linkedin.com/in/editorialrove

 

 

 

 

 


 

DC: ¿Me gustaría saber cómo se especializó en la web y cómo tomo la decisión de introducirse en internet?

JC: muy buena pregunta y como todo en la vida vas andando un camino que se va haciendo a medida que vas tomando decisiones. Sin darme cuenta, yo no tendría que estar aquí por así decirlo, yo soy economista de formación y cuando era pequeño, aunque no tan pequeño, a mis veinte y pico yo quería ser diplomático. Estudié en New York, en la escuela de estudios internacionales, mi idea era ser diplomático internacional, pero bueno, en un momento dado entré a trabajar en una empresa de estados unidos de comunicación y descubrí todo el mundo de la información y de la comunicación o de la manipulación podríamos también llamarlo, en muchos casos de la opinión pública, y ahí fui descubriendo en el ámbito de la comunicación toda la evolución, te estoy hablando pues que yo me gradué en el 89 , podríamos decir al principio de la era digital, y empecé a ver cómo todas las tecnologías de aquel momento, que en aquel momento eran todas nuevas tecnologías que hoy ya no son nuevas, si bien se siguen llamando nuevas tecnologías y es cierto que son nuevas para mucha gente porque aunque si bien tu y yo y una serie de colectivos nos sintamos muy cómodos con todas estas cosas, mucha gente sigue siendo un gran desconocido y hay un brecha social muy grande. Si bien los facebook, los twitter y las últimas herramientas es verdad que ya cada vez más gente utiliza todo esto, pero bueno, a lo largo de los noventa por motivos profesionales, fui cada día más metiéndome en el mundo de la tecnología, en el año 99, era director general de una gran empresa multinacional norteamericana que se llamaba Burson-Marsteller, era director general del sur de Europa, fue entonces cuando se acercó un cliente para que le sirviéramos una propuesta de comunicación y marketing porque quería llegar a España e invertir muchísimo dinero. Perdimos el proyecto, se lo dieron a la competencia, pero me llamaron y me dijeron “Javier, no os damos el mandato, no os damos el proyecto, la campaña, pero me gustaría comer contigo mañana” yo me dije, esto es el colmo, encima que no me dan el cliente quieren todavía desplegar más la perdida.

Fui a la comida sin saber de qué se trataba. Básicamente querían contratarme y me convertí en el responsable de una plataforma de la burbuja .com, a finales de la década de los noventa. Ganamos mucho dinero, perdimos todo el dinero y aquí estoy sin absolutamente nada. Profesionalmente aprendí muchísimo, fueron años como una montaña rusa de locura empresarial, llegamos a tener 400 empleados, tecnológicamente fue un momento maravilloso, y ahí es donde verdaderamente me convertí en un evangelista digital, en cuanto terminó todo aquello y se vino todo abajo, creé en el 2003 www.dosdoce.com , básicamente desde el principio lo que quise fue centrarme en el sector cultural, había visto a lo largo de mi carrera profesional que lo que más me gustaba era la cultura y había escaso uso de las nuevas tecnologías en el mundo cultural en aquel entonces, por eso decidí abrir un observatorio, dosdoce.com, para analizar el uso de las nuevas tecnologías en el sector cultural.

www.dosdoce.com es el prefijo telefónico de New York, 212, que después de vivir allí quince años, fue un homenaje a la hora de crear la compañía, ahora por navidad la señora Carolina Herrera me hace una campaña de publicidad pues su colonia es maravillosa. Los tres primeros años como cualquier proyecto empresarial fueron una travesía en el desierto desde el punto de vista que eres el último en llegar, nadie hablaba de todo esto de la manera que se habla hoy en día, no es que me considere ningún gurú ni nada, sólo que básicamente como había vivido en estados unidos había seguido ésto muy de cerca, veía que ésto iba a llegar, me adelanté un poco en el tiempo, pero bueno, hoy en día es una realidad, no solo en España también en Argentina, en todo el mundo, internet transforma nuestras vidas, la manera que buscamos, la manera que consumimos contenido, la manera que lo compartimos y esto no es más que empezar.

DC: Hablando de dosdoce.com., entiendo que se encuentra online desde hace 7 años…

JC: Vamos a cumplir en marzo del 2012 nuestro octavo aniversario, es un año especial para nosotros.

DC: 5 ó7 años en internet es una barbaridad de tiempo, tomando en cuenta todo lo que venimos hablando recién, ¿Cuál es su sensación con la siguiente frase: 7 años en internet en dosdoce.com es como un siglo comparado con las industrias o comercios físicos?

JC: Sin duda, para mí a veces digo que un año de internet, son diez años en el mundo analógico; lo que ocurre en un año de internet es tan vertiginoso, tan radical, que básicamente como te decía soy economista de formación y es imposible predecir nada en internet desde el punto de vista de lo que hoy das por hecho o porque piensas que va a hacer así, en muy poco tiempo eso se transforma….lo que sí es cierto a lo largo de todos estos años es que he visto que hay una evolución constante, unos ciertos paralelismos, es decir, que si estás muy encima o sigues de cerca esas tendencias, esas evoluciones, puedes ver qué orientación están tomando esas cosas y a dónde van. Lo que sí es cierto, no tan solo para el mundo cultural, sino para cualquier empresa si quieren dormir bien por las noches, es interiorizar y asumir, que es un mundo cambiante constantemente, que ya no hay como había antes la televisión al final de la jornada laboral, un telediario que básicamente terminaba la programación y no había noticias hasta el día siguiente, es que ocurría así, tú te ibas a la cama y apagabas la televisión y hasta el día siguiente que llegaba el diario en papel no había noticias. Ahora vivimos en un mundo de información constante, a través de twitter, a través de todas las herramientas 2.0 y tiene cosas positivas y cosas negativas, estos pocos años ha cambiado muchísimo pero la evolución es constante desde el punto de vista de la manera que accedemos a la información, de la manera que intervenimos en la información, de la manera que compartimos la información, eso no va a cambiar, eso no va a cambiar, sino que se va a acelerar aún más.

DC: Desde nuestro punto de vista tenemos una editorial y estamos online, comparto un cien por ciento y creo que hay que estar en el detalle del día a día, analizar las nuevas tendencias, saber cómo va cambiando porque si no te quedas atrás rápidamente.

JC: Exacto, y tienes que tomar decisiones aunque no tengas. Creo que, como gestores, muchas veces en el mundo analógico tenías en primer lugar más tiempo para tomar decisiones porque las cosas no ocurrían tan rápidamente y en segundo lugar tenias muchos más criterios para tomar decisiones de una manera un poco más acertada. En este nuevo mundo, el tiempo es vertiginoso, cambia muy rápido, en segundo lugar lo que más inquieta es que no tienes suficientes criterios para determinar si esa decisión que estás tomando es acertada o no, pero no hay marcha atrás, entonces, sin una hoja de ruta tienes que hacer ensayo y error, ensayo y error, y es la única manera que vas a dar con el modelo de negocio, con el enfoque que tiene que tener, en el caso que sea tu editorial o museo o lo que sea, es la única manera y esto mucha gente le incomoda, pero es la realidad que nos ha tocado vivir.

DC: Me gustaría abordar el tema de propiedad intelectual ¿España se encuentra en una situación madura en cuanto a contenidos, innovación y desarrollo comparado al resto de Europa?

JC: Yo creo que con la propiedad de ley intelectual en España al igual que en el resto de los países occidentales, vamos a tener que asumir una profunda transformación del régimen de propiedad intelectual porque esas leyes que defendían la propiedad intelectual y el derecho de autor, puesto que yo avalo en el mundo analógico, en el mundo digital son insostenibles, en la manera que las nuevas tecnologías permiten acceder, compartir, divulgar, comercializar, todo hace que esas leyes no sean buenas para seguir defendiendo los derechos de los creadores. Yo como creador, como escritor de libros, por supuesto que creo que todo creador debe ser no sólo reconocido, sino también compensado, es la única manera de garantizar una sociedad creativa, una sociedad de creadores que creen obras originales, que esas obras sean reconocidas por el resto de la sociedad… lo que hay que inventar, no sé cómo, pero hay que inventarlo, es de qué manera compensamos a esos creadores y de la misma manera permitimos que los usuarios hagan lo que estas nuevas tecnologías nos permiten hacer, porque yo creo que enriquecen esos contenidos. Pero la propiedad intelectual está transformando también la manera en que creamos, hasta ahora la creación era muy individualista desde el punto de vista que yo como creador me encerraba y creaba mi obra, porque sin lugar a dudas yo creo que a todo creador, reconocemos algunos más abiertos y otros no, nos influye muchísimo todo lo que leemos, todo lo que escuchamos, ya sea de nuestra época o anteriores y que esas influencias hacen nuestra obra y que con la interpretación de esas cosas que hemos escuchado, visto, hacemos una obra derivada con nuestras aportaciones y yo creo que lo positivo de la creación de la propiedad intelectual en el siglo XXI es que vamos hacia una cultura mas compartida, donde el autor no es tan individual, sino que es el conjunto de una creación de varias personas, que yo puedo tener una idea, que yo puedo tener una reflexión, pero que se comparte con otras personas y se enriquece y que esa manera de crear, va a ser la más dominante en el siglo de la era digital, en el siglo XXI, mientras que en el siglo XX o anteriores la creación era muy individualista, muy particular, yo creo que esa va a ser la transformación que vamos a ver.

DC: Creo que hay todo un camino por recorrer y de alguna manera podemos ser partícipes.

JC: Exacto, yo creo que los autores en primer lugar tenemos que ser los primeros en liderar ese debate, yo que soy autor y público en copyleft y me siente cómodo, esto no significa que el resto de los autores tengan que hacerlo, lo que si intento es divulgar las bondades de las licencias copyleft, desde el punto de vista de permitir que cualquier persona acceda a ese conocimiento que yo he creado, a esa información y que la comparta, que la enriquezca sin tener que pedir permiso, siempre y cuando respete la fuente y siempre y cuando, en mi caso, que yo establezco que no haga un uso comercial, es decir lo tengo abierto y gratuito, tú lo debes mantener abierto y gratuito, pero para eso hay que cambiar el chip, dado que estamos hablando de tecnología nos cuesta mucho a la mayoría de los autores que esa va a ser una nueva dinámica y que es buena, no es negativa, que verdaderamente puede enriquecerte y que realmente puede ayudarte a mejorar tu obra al hacerlo de manera colectiva.

DC: Totalmente de acuerdo, sinceramente pienso igual, hoy no vislumbro si hay algún país como puede ser Estados Unidos o algún otro país de Europa que esté liderando un cambio radical sobre propiedad intelectual en internet, espero que los próximos años vayan tendiendo hacia el cambio que usted quiere y yo comparto.

JC: Yo no creo que vaya a surgir el cambio de un país porque al final hablamos de política, hablamos de intereses comerciales, hablamos de intereses políticos, yo creo que ahí hay demasiados intereses en la propiedad intelectual, yo creo que va a salir más de la sociedad, de todas las herramientas que estamos viendo que están rompiendo todos los modelos de negocios al igual que la manera de divulgación y de transmisión de toda la cultura, y que va a obligar, quieran o no quieran, a todas estas industrias verdaderamente a repensar su modelo de negocio y si siguen basado en propiedad intelectual, porque si no se le viene todo abajo, absolutamente se les viene todo abajo.


DC: Siguiendo esta línea, en los últimos años algunos gobiernos pueden llegar a cortar o limitar la libertad en la web o al menos hay algunas ideas sobre eso, tanto para el creador de contenidos como para el usuario, ¿es proclive a un ordenamiento de la mano gubernamental o considera que internet debe desarrollar su propio mecanismo de defensa en cuanto al abuso, piratería, para que todos puedan seguir creando contenido o usando contenido bajo algún sistema de protección intelectual?

JC: Bueno, yo creo que como sociedad a lo largo de la historia se ha demostrado que necesitamos un marco regulatorio, con que no sean perfectos, son inevitables porque sino alguien tomará una posición dominante y esa posición dominante no representaría a la mayoría. Lo hemos visto a lo largo de la historia como la Iglesia, como monarcas absolutos o periodos de dictadura y demás, aunque la democracia no sea perfecta, la democracia con su sistema de regulaciones hace que la convivencia de las diferentes partes de la sociedad, los diferentes intereses económicos, políticos, ideológicos, absolutamente legítimo para que todas las partes convivan, lo mismo va a tener que ocurrir con internet, esa utopía desde mi punto de vista, que internet es un lugar libre, que las personas hacemos y deshacemos , y que no debería haber regulación, yo verdaderamente pienso que, como el descubrimiento del lejano oeste americano, tarde o temprano con todo lo negativo que el sistema regulatorio pueda llevar, se tendrá que controlar al regulador para que también no se pase, y que los gobiernos por regular internet no estén intentando regular nuestras conversaciones privadas o limitar nuestra libertad de expresión o cualquier otra cosa, pero yo creo que es necesario una regulación en todos los ámbitos, como has dicho, en derecho de autor y en todas las partes que de alguna manera tengan responsabilidad en esos procesos, desde el punto de vista como esos operadores que a través de sus autopistas saben que va a ir dentro y cómo va adentro de esa autopista, los buscadores o redes sociales a través de sus políticas de enlaces, saben dónde enlazan, podrían tener una responsabilidad social mucho más activa, sobre qué enlazan, qué enseñan y cómo lo enseñan, sin quitar por supuesto, el derecho a que todos tenemos que estar allí, independientemente de tu punto de vista, ideología o cualquier postura que defiendas. Yo creo que la historia nos ha demostrado que las leyes son lo único que hace que esta sociedad conviva, sin ser perfectos.

DC: Comparto un cien por ciento, sin un marco regulatorio que obviamente debe ser discutido para lograr que sea lo más representativo posible, con derechos y deberes claros para todos los ciudadanos, es importantísimo.

DC: ¿Cuál es su posición respecto a la creación de contenido en la web 2.0?

JC: Como te decía, soy un veterano de este nuevo mundo por así decirlo, llevo muchos años no sólo como usuario, sino más como observador curioso que a través de los libros, de los artículos que publico, estoy muy pegado a lo que ocurre día a día y es cierto que estos últimos años, sobre todo meses, a partir de fin del 2010 y del 2011, fundamentalmente cuando ha habido una mayor cantidad de usuarios, cuando hablamos sobre creación de contenidos, no veo creación, veo un montón de corta y pega, un montón de retwitter y eso no es creación de contenido para mí, esa es la sociedad digital que estamos creando, donde básicamente comentamos, aplaudimos y retweteamos comentario de alguien, sin haberlo leído, o poner +1, aplaudir, comentar sin haber pinchado el enlace y demás, se está viendo por datos de estudios que se están haciendo, que la creación de contenidos en internet no supera el 1%, es muy bajo, que la gran mayoría de los usuarios que tenemos en la web 2.0, son personas que están tomando una actitud igual de pasiva que teníamos con los medios de comunicación tradicionales, la prensa, la televisión, la radio que básicamente somos espectadores de las cosas que se publican y muchas veces intervenimos de una manera muy superficial y a mí, eso es preocupante porque tenemos un montón de herramientas, los blogs, los twitter, los wiki, que nos permiten crear y no voy a hablar de calidades porque cada vez que se habla de internet se cuestiona la calidad de los contenidos de internet cuando en el mundo analógico si tú y yo nos vamos a una librería por Buenos Aires y somos absolutamente sinceros, podemos señalar un montón de libros que están escritos en papel y en tapa dura que nunca deberían haber sido publicados, verdaderamente aportan nada y hasta lo mejor de la manera que están escritos y editorialmente editados es penoso…pero bueno, en internet nos quejamos de que los contenidos son de muy baja calidad, cuando es un reflejo de lo que es el mundo analógico, pero lo que si es entristecedor es que en el mundo analógico para poder expresarte, para poder publicar, tenias que pasar por un embudo muy grande, donde están todas las editoriales, que por diferentes motivos, básicamente económicos, no pueden publicar a todos y que hay un filtro, y eso hizo que mucha gente se quedara afuera, buena y mala y esto ahora nos permite que todos podamos compartir, podamos expresarnos, podamos verdaderamente contribuir, pero como te decía, yo veo que el nivel de creación es muy bajo, la calidad de la misma también es baja, igual que en el mundo analógico, yo creo que lo que deberíamos hacer sobre todo en los centros de estudios, en las escuelas, supuestos nativos digitales que nacen con un ADN que no tienen miedo ni recelos a ninguna de estas herramientas, aunque son totalmente analfabetos a la hora de conocer el sesgo, económico, político, ideológico, que pueda hablar de cómo ordenan las compañías esta información, yo creo que eso es lo que hay que enseñar a los nuevos chavales, decirles que por primera vez en la historia tenéis unas herramientas para comunicaros, para crear, para compartir, que tenéis que empezar a utilizarlas para tener vuestra propia opinión, un pensamiento crítico y que la manera que te muestran, la manera en que ordenan estas compañías el contenido y que tengas tu propio criterio para analizar si eso que te muestran es lo verdaderamente lo que estas buscando o quiénes o cuáles son los intereses que hay detrás de esa información, de ese blog o de esa página web, ese twitter, quién está detrás, quién le paga y le patrocina.

DC: Totalmente de acuerdo, de muy chico me enseñaron a dudar y no dar por cierto todo lo que uno lee, mira o escucha, ojala las nuevas generaciones sepan aprovechar esto que se llama internet, las nuevas tecnologías, y logren ser conscientes de lo que tienen en sus manos, eso seguramente va a ayudar al que domine ese ámbito a sacar un par de cuerpos de ventaja sobre el resto.

JC: Exacto, eso como tú bien dices, aquello que nos enseñaron en la escuela para saber que, me imagino que es igual que aquí en España, tu bajas a un kiosco y Argentina es diferentes según que periódico compres, absolutamente, o escuches diferentes radios porque por detrás de cada uno de esos medios hay unos intereses económicos, políticos, sociales, que todo el mundo lo sabemos en el mundo analógico, sabemos que posible partido político o grupo empresarial o ideología o religión pueda estar por detrás, en internet nadie se cuestiona eso, que tú entres en un buscador como puede ser google, teclees un par de palabras claves y de la manera que google te ordena la información y las que salen en primer lugar o no salen en tercero, no cuestión que por detrás pueda haber cualquiera de estos intereses que ocurre en el mundo analógico, cuando como digo internet no es más que un reflejo del mundo analógico, por lo tanto no solo existen, sino que desde mi punto de vista se incrementan aún más.

DC: Sí, algún día como sociedad deberíamos hacer el clic y lograr dar un lugar a internet para que no sea simplemente un reflejo del mundo analógico, sino al fin y al cabo no logrará ser algo revolucionario, como yo creo que sí lo es internet y las nuevas tecnologías.

JC: Sin lugar a dudas, cuando consigamos hacer esa ruptura es cuando yo creo que verdaderamente internet va a empezar a aportar todos sus beneficios derivados.

DC: En su último libro, “La Empresa en la Web 2.0”, desarrollas el tema de los derechos de los usuarios en la nube, si bien me queda la sensación que aún falta desarrollar el tema de deberes, ¿cuál es el objetivo de plantear los derechos de los usuarios?

JC: En esta nueva evolución como comentábamos antes de lo rápido que evoluciona todo y demás, en esta evolución que vamos hacia un entorno nube, que todo va a estar en la nube, a mí me hace mucha gracia porque cuando yo estaba en el colegio había una profesora que constantemente me decía que estaba en la nube, me gustaría volver a verla para decirle que estaba pensando en el futuro, que no estaba distraído, que yo estaba pensando en este futuro que iba a venir, pero bueno, bromas aparte, es muy interesante el hecho de que este nuevo concepto de la nube, donde todos nuestros libros, nuestra música, nuestros trabajos, nuestras fotografías, todo va a estar en un servidor allá arriba, utilizamos ya la nube más de lo que sospechamos, nuestros propios correos electrónicos están en la nube, cuando accedemos desde el ordenador, cuando entras a una de esas cuentas como gmail, yahoo, hotmail, estás accediendo a una plataforma que está en la nube, es ahí donde están tus contenidos, al igual que el facebook o twitter, no está en tu ordenador, está en la nube, tú accedes, lo actualizas, no está en tu ordenador esa información sino que está en los servidores, entonces sin lugar a dudas es ahí donde vamos, dispositivo porque permite el acceso desde cualquier lugar del mundo a tus contenidos, va a cambiar mucho la manera en que entendemos por cultura, que ya no vamos a poseer un libro, una canción o una foto, básicamente vamos a alquilar por así decirlo durante un tiempo, accedemos a la misma, la consumimos y demás. En mi libro, éste que menciona los derechos de los usuarios en la nube, siendo un evangelista de todo ello y diciendo que tengo un pensamiento crítico y digo vale, sin lugar a dudas es allí donde vamos y es una realidad que hay que admitir, pero eso no significa que perdamos los derechos que hemos adquirido a lo largo de los siglos como ciudadanos, como consumidores, que hemos conseguido de las empresas y estas empresas si las dejamos, como buena empresa tiene una ambición ilimitada, si tú dejas que esa empresa haga lo que quiera, esa empresa va a hacer hasta que le digas “basta”, hasta que en un momento dado tú le digas no pueda pasar de esta línea roja, y es ahí donde entran los gobiernos con las leyes para decidir en defensa de los intereses de los ciudadanos y de los consumidores y que puede hacer o no puede hacer una empresa. En el libro lo que señalo es al igual que en el medio ambiente, durante mucho tiempo dejamos que las empresas nos convencieran que la única manera que teníamos de disfrutar de una sociedad de bienestar de consumo era producir de la manera que producíamos, y había una serie de colectivos que nos decían que no, que había unas industrias y unas energías alternativas, que se podía producir de otras maneras y consumir de otras maneras, que nos estábamos cargando al planeta y que debíamos ser más responsables, pero nos costó reaccionar, yo creo que de a poco nos hemos levantado de ese letargo, hemos empezado a ver que es cierto, de la manera que íbamos nos cargábamos el planeta, y hemos empezado a poner coto de cómo las empresas pueden producir para defender nuestros derechos como usuarios y como consumidores y ciudadanos, ese mismo contexto creo yo que va a pasar con internet, desde el punto de vista que la mayoría de estas plataformas, los facebooks, los googles y demás, su modelo de negocio está basado en algo muy simple que todos lo tienen que asimilar, son tus datos comerciales para revenderlos con fines comerciales, que tú vendas toda tu vida, a tus amigos, a tu madre, a tus ex parejas, a tu pareja, que vendas tus relaciones personales para que ellos de manera agregada lo vendan con fines comerciales, algo que en el mundo analógico no permitiríamos; si tú vas a una tienda y compras cualquier producto y el dependiente te pide tú numero de móvil y tú lo miras, “de qué estás hablando”, porque permitimos que todas esas conversaciones, todas nuestras compras, todo lo que consumimos, de la manera que lo consumimos, sea objeto de un rastreo de un seguimiento por muy agregado que sea, para luego ser vendido con fines comerciales. Entonces en esos derechos, yo lo que he establecido es que debemos empezar a levantarnos de este estado de bella durmiente que tenemos como sociedad y empezar a exigir que sí, que vale, que tenemos que estar en la nube, que tiene cosas muy positivas, pero que nos tienen que respetar, y establezco derechos tan simples por ejemplo como el derecho al olvido, que yo, en cualquier momento pueda borrar mi foto, mi conversación, algo que dije porque todos, yo tengo 48 años y no me arrepiento de nada, pero afortunadamente ocurrió cuando no existía facebook, y yo no tengo que dar explicaciones a nadie de que hacía cuando era joven, dónde estaba y creo que ese derecho a la intimidad, ese derecho al olvido, ese derecho a que cosas que en un momento de mi vida hice y a lo mejor ahora no quiero compartir, no quiera dar explicaciones, lo pueda mantener o cosas tan simple, como por ejemplo en el mundo del libro, como editor en el mundo papel, yo me compro un libro y al terminarlo lo puedo regalar a otra persona o lo puedo prestar, en el mundo digital debería tener ese mismo derecho, yo compro un libro y ese libro una vez comprado lo puede revender, regalar o destruir como se me dé la gana y yo creo que eso deberíamos defender en esta nueva sociedad digital.


DC: Comparto, quizás es transgredir ese miedo que muchos usuarios o empresas sienten, es muy interesante, si bien no hay un desarrollo de los deberes de los usuarios en la nube, sinceramente es muy interesante…

JC: Eso es para el siguiente libro que es para el 2012, que va a tener un enfoque más social, más del punto de vista del usuario, de la persona, así como este libro, “La Empresa en la Web 2.0”, es más empresarial, más institucional, este otro libro que es más un ensayo está pensando desde la persona y ahí también como tú bien dices, no solo hay derechos, pero siempre con los derechos hay responsabilidades, y a la hora de compartir como yo decía, por ejemplo de regalar un libro, de qué manera en el entorno digital tenemos que ser responsables, que no podemos hacerlo de manera masiva, desde el punto de vista que de alguna manera estamos minimizando los posibles ingresos de un autor.

DC: Ojalá en el futuro se llegue a eso, por sobre todo hay que madurar a nivel social. Ya que tocamos el tema de empresas, ¿considera que las empresas aprovechan internet o simplemente lo toman como un complemento de su actividad física por decirlo de alguna manera y no hay innovación en estrategias de marketing en internet…?

JC: Yo creo que ha habido a lo largo del último año un cambio de actitud, si me hubieras hecho la pregunta el año pasado te hubiera dicho inmediatamente que sí, que básicamente no lo utilizan o que lo ven como algo de moda, yo creo que estamos viendo, debido a la rapidez del cambio en la sociedad, creo que las empresas se han sorprendido de la manera tan natural que estamos usando estas herramientas para informarnos sobre el día a día, para temas políticos, para temas deportivos, para comprar, yo creo que las empresas han empezado a ver que esto es una realidad, que verdaderamente no solo tienen que usar las herramientas para marketing, que hasta ahora solo se ha utilizado para dar a conocer sus productos, sus servicios, sus fiestas o lo que sea, que verdaderamente internet va a cambiar la manera que produces, la manera que distribuyes, la manera que comercializas, la manera que divulgas, que tienes que verdaderamente reflexionar y asumir, como decíamos al principio, un cambio de chip, una innovación y ver cómo internet va a cambiar tu negocio, porque para mí internet es como un tsunami, un tsunami que arrasa con todo aquello que en el mundo digital no aporta valor, se carga todos aquellos intermediarios y aparecen nuevos, pero aparecen nuevos que lo hacen de otra manera que aportan valor en la economía digital y yo creo que en estos últimos meses del 2012, he visto un cambio de actitud, por lo menos en el mercado español, no conozco tanto del día a día del mercado latinoamericano, sí he visto algo en Brasil y sobre todo en Estados Unidos y el Reino Unido, mercados que van un poquito más por delante, donde ya se empieza a ver que se utilizan estas herramientas más allá del marketing, por ejemplo temas de innovación colectiva, viendo el sector farmacéutico muchas empresas han decidido una postura muy humilde pero a la vez muy interesante, la innovación cuesta muchísimo dinero, porque no lo hacemos de manera colectiva, y una vez que hayamos dado con aquello que va a romper la manera en que producimos, luego cada uno en su mercado tendrá que demostrar quién lo hace mejor. Estamos viendo como muchas empresas también lo utilizan como atención al cliente, o como pasarelas de venta, por ejemplo una cosa que me ha fascinado es Penguin, una editorial clasicona, en el buen sentido de la palabra, utiliza facebook como canal de venta, si tienes facebook puedes comprar sus libros, una postura muy inteligente desde el punto de vista de que si es ahí donde tus clientes están hablando de tus libros, que tengas un pequeño botón que diga “compra este libro” y en ese mismo momento te puedas comprar ese libro, yo creo que vamos a ver más de eso, desde el punto de vista que las empresas van a ir utilizando estas herramientas más allá del marketing y verdaderamente incorporándolas en el sistema de una empresa, como te decía, desde la creación hasta la distribución, comercialización, atención al cliente, todo.

DC: Ahora le pregunto en su calidad de autor ¿prefiere publicar un libro físico o un ebook?

JC: Me haces una pregunta en un momento excelente, desde el punto de vista que esa reflexión los últimos meses la he tenido en la cabeza, y como autor del siglo XXI y que hasta ahora básicamente he escrito siempre pensando en papel por así decirlo, en un formato que me iba a permite contar una historia, a través de una serie de capítulos, a través de una serie de consecuencias lineales, ayer, justo, estuve con un gran grupo editorial aquí en España, les presente un proyecto que se llama “Transmedia”, que básicamente es un concepto que le permite al autor, crear sus obras más allá de una tecnología, es una historia que tú la cuentas de diferentes maneras en las diferentes tecnologías que utilizas, las versiones digitales a lo mejor se había escogido una novela, le habían añadido un video, le habían añadido un enlace, unas fotos, es un libro enriquecido y está muy bien, es otra manera de tener una experiencia de lectura digital, En este momento estoy en un punto de inflexión, donde a mi escribir otro libro en papel ya no me interesa tanto, desde el punto de vista que veo que todas estas nuevas tecnologías me ofrecen muchas posibilidades de creación, muchas maneras de expresarme, muchas maneras de enriquecer mi obra y que mi próximo libro que es más bien un ensayo, sobre como internet está cambiando a la sociedad que es en parte lo que estamos charlando en esta conversación, voy a hacer en un proyecto “Transmedia” que voy a contar la historia en cinco maneras diferentes en cinco plataformas tecnológicas, que cada una de ellas va a aportar diferentes aspectos, para mí va a ser todo una nueva experiencia como autor, ver qué sale de ello, estoy muy entusiasmado en este 2012 con el nuevo reto que tengo en la escritura.

DC: ¿Desde un punto de vista de autor o escritor, prefiere ver publicado una obra suya en papel o en soporte digital?

JC: Hombre, yo creo que hasta hoy como autor pienso más en la versión digital que en la versión papel, desde el punto de vista, por así decirlo, de experto curioso o amante de toda esta evolución digital, mi siguiente libro nace con una mentalidad digital y su desarrollo más interesante desde el punto de vista de creación, así como divulgación y creación colectiva, es un libro que me va a permitir recoger todo tipo de observaciones y enriquecer mi contenido que la versión en papel no lo permite, por lo tanto me veo que la versión papel es algo anecdótico.

DC: Comparto la opinión, es el futuro, si bien estamos en una realidad donde todavía no es masivo, creo que es lo que viene y es inevitable.

JC: Exacto, por eso tu observación es muy exacta, hoy por hoy, aunque aquí en España se están viendo mercados que en ritmo de transformación está siendo muy acelerado, por personas que antes solo leían en papel y que de repente descubren lo digital, se convierten en lectores de pantalla y la gran mayoría sigue siendo en formato papel, mi libro que te comentaba que saldrá a mediados del 2012 y que es un ensayo sobre la economía digital va a tener una versión en papel para atender a todas esas personas que por cualquier motivo todavía no han descubierto las bondades de la lectura en pantalla, pero esa versión en papel cuando la comparo con lo que estoy desarrollando para la versión digital, yo mismo reconozco como autor que es bastante limitada y que verdaderamente yo animaré a todos los lectores a que disfruten y compartan la versión digital y si por cualquier motivo no estás ahí, te voy a dar una versión en papel.

DC: Creo que es una buena estrategia y hoy por hoy son validas ambas en paralelo.

JC: Exacto, conviven durante mucho tiempo, lo que pasa es que, como creador digital, la tecnología nos permite hacer cosas que el papel no puede.


DC: ¿Qué formato, papel o ebook, dio mejor resultado económico?

JC: Hoy por hoy, por lo que comentábamos anteriormente, por la escasa demanda de contenidos digitales, la versión papel me ha dado muchos mejores resultados, por ejemplo el último que escribí, este de “La empresa en la Web 2.0”, va ya por cuarta edición en papel y en esta última versión que he publicado he fragmentado el libro en versión digital (http://www.dosdoce.com/articulo/empresa-2-0/3722/venta-por-capitulos-desde-0-99-euros-en-apple-ibookstore/ ) y vendo por capítulos desde 0,99 a 2,99 Euros y estoy por ver, ya que esto lo lanzamos en noviembre del 2011 y mi editor me dijo que tendríamos que esperar dos o tres meses para ver los primeros resultados, pero yo me imagino que va a ver una interesante demanda de la versión digital, por esa facilidad que permito ahora a los lectores. En versión papel se vende por 19,99 euros y en versión digital la versión completa por 4,99 euros. Me imagino que si tenemos esta conversación dentro de un año, ambas versiones estarán a la par, es decir que ambas versiones venden en forma similar y probablemente dentro de dos años te diré que posiblemente la versión digital venda más que la versión en papel. Una cosa muy interesante me ocurrió con mi libro el año pasado, es que mucha gente de Latinoamérica le interesaba el libro pero por diferentes motivos la distribución en papel no era óptima y en varios mercados, estuvo en Argentina, estuvo en México, pero en ambos mercado llego en forma limitada, y la versión digital que teníamos no era muy idónea ya que era para un tipo de ereader y además la cantidad de tabletas no era mucha, ahora que Amazon, Apple y las diferentes versiones digitales ya están en todo el mundo, yo creo que vamos a ver una demanda no atendida en los diferentes mercados que esta nueva versión digital va a poder cumplir.

DC: Sí, comparto, también me sorprendió el otro día que estaba viendo los enlaces de la venta por capítulo de su obra, es muy interesante la idea, creo que está tocando el futuro en cierta manera, además creo que al autor le va a permitir, aunque no en cualquier tipo de obra, pensar un libro sabiendo que se lo puede vender fraccionado.

JC: Pero bueno, tampoco he descubierto nada del otro mundo. En el siglo XIX, Charles

Dickens lo hizo así, sus novelas se vendían de manera fragmentada, se publicaban semanalmente en los medios de comunicación y mucha gente me ha dicho que solo es para libros como el tuyo, tú puedes crear una novela, es más, lo hemos visto en las novelas de televisión con tanto éxito que han tenido en España y Latinoamérica, según vayas viendo la demanda de ciertos tipos de personajes, de cierto tipo de tramas, tu puedes ir acomodando tu novela, a eso que tú ves por así decirlo aquello que tiene más aceptación en tus lectores.

DC: Desde el punto de vista de autor,¿ piensa que el ebook debe tener un precio diferencial al libro físico?

JC: Yo verdaderamente pienso que cuando entramos a internet a comprar cualquier cosa o cualquier tipo de contenido digital, vamos con otra óptica diferente y con mentalidad diferente de cuando salimos a la calle a comprar cualquier tipo de contenido, ya sea una librería o cualquier cosa que compremos en la calle. En internet de la manera que hasta hoy en día, y esto no significa que vaya a cambiar en el futuro, hoy en día en internet siempre vamos con una mentalidad a buscar cosas más baratas, ya sean billetes de avión, hotel, entradas para lo que sea, es la manera que hoy en día internet ha facilitado el acceso a esos contenidos, el contenido de por sí es más barato porque supuestamente elimina intermediarios, aunque sí es cierto que aparecen otros, no es tanto eliminación sino transformación de intermediarios, lo que sí es cierto es que la oferta en internet es amplísima y que esa oferta no solo es muy amplia, sino que tiene un precio competitivo, y que los contenidos por diferentes motivos, siendo autor me duele decirlo, pero es cierto, tienden a cero, en el mundo analógico yo soy economista, el sistema del libro se regía por oferta y demanda como la prensa, había x números de periódicos, x números de revistas, x números de libros, que se ponían a disposición y tú desde Argentina y yo desde España había cosas que se publicaban en nuestros países que a veces por cualquier motivo no se podía acceder a ellos a excepción que alguien bajara a los diferentes países y te lo trajeran porque los costes de enviarlo por correo hacía verdaderamente imposible o muy costoso esa compra. Por lo tanto esa sed que había en la economía analógica, en el mundo del libro del papel hacía que hubiera un precio por así decirlo no elevado pero podríamos decir superior. En una economía digital donde la oferta es ilimitada, cualquier persona puede publicar, no voy a entrar en desacreditar como siempre se hace en internet sobre si los contenidos en internet son de mala calidad, ya hablamos que hay mucho contenido en formato papel que es igual de malo, pero la realidad desde el punto de vista de oferta, hay una oferta ilimitada y a unos precios muy competitivos, tirando a cero. Por lo tanto si tú verdaderamente quieres competir en esa economía tienes que ser consciente y por eso yo convencí a mi editor, y yo le agradezco muchísimo que él lo entendiera y me apoyara, que mi versión digital tenía que tener un gran diferencial de precio, como ves es 4,99 contra los 19,99…Contestando a tu pregunta, tiene que haber un fuerte diferencial, no tanto como se dice por la eliminación o no de intermediarios y costes, que siempre creo que hay parte de eso también, más sobre todo por la competencia que tenemos en el mercado digital, existe muchísimo contenido digital a un precio muy competitivo. Lo mismo pasa en la música, lo mismo pasa en el cine, que para lo bueno o para lo malo, el producto, el libro, el mundo analógico, los autores y vosotros los editores, que por el ritmo de producción, una novedad en el mercado, que no estaba mas de dos o tres semanas, a lo mejor podía estar dos o tres meses, pero era muy difícil que un libro tuviera la visibilidad necesaria para vender todo su potencial, eso en el mundo digital es aún más difícil, es verdad que cualquiera puede publicar su libro y su libro estar en la red , el hecho de esa sobre oferta, de esa inmensa oferta disponible, hace que verdaderamente la competencia sea feroz, entonces el precio tiene que tirar a cero.

DC: ¿Los éxitos que vemos en internet son un fenómeno de pocos o en el futuro podremos ver que los autores puedan lograr un espacio independiente que hoy no lo tienen en el mundo editorial actual? hubo varios casos, como por ejemplo la chica que vendió su libro a un dólar y consiguió ventas por 300.000 dólares en un par de semanas.

JC: Va a ser un fenómeno de pocos como siempre ha sido, existen muy pocos autores que realmente viven con sus derechos de autor, yo no vivo de mis derechos de autor, aunque como te dije anteriormente mi último libro va muy bien, va por la cuarta edición y se está vendiendo muy bien, en España, CEDRO , que es la asociación que gestiona los derechos de autor, en sus últimas estadísticas decía que tan solo el 3% de todos sus asociados por así decirlo podían vivir de sus derechos de autor, me imagino que será pues Vargas Llosa, Zafón, Pérez Reverte y es muy bueno por ellos, pero la verdad el resto de los autores vivimos de otras cosas, como yo de ser profesor de una universidad, de dar de vez en cuando alguna charla, una conferencia, tenemos que rebuscar para escribir artículos para la prensa, lo que sea, tenemos que buscarnos la vida porque vivir de nuestros libros desgraciadamente no podemos y yo creo que lo digital va a ser igual, algunos pocos, por diferentes motivos, como la chica Amanda que vendió en un par de semanas un montón, por la novedad y por la inteligencia que ella tuvo, por supuesto también por su obra, por lo que significaba y demás, por la oportunidad, por ser la primera, por crear esa sensación de oportunidad, ha sido la que ha conseguido tener esos resultados, pero cuando se habla y muchas veces en los medios de comunicación ponen estos ejemplos como el futuro de los escritores pasa por esto, yo respondiendo a tu pregunta, esto va a ser cosa de muy pocos, cosa de momentos y oportunidades, que aquellos que lo descifren y lo aprovechen, pues lo rentabilizaran y el resto seguiremos como hemos hecho en el mundo analógico, escribiendo porque disfrutamos de ello y obtenemos unos ciertos beneficios como reconocimiento social y demás, pero no por derechos de autor.

DC: ¿Estima que las tabletas para lectura de ebook son el futuro o solo es un paso intermedio, en cuanto a equipamiento?

JC: Es interesante la pregunta, y esta mañana con otra persona mientras tomábamos un café, y si bien voy a hablar de España puede ser que haya similitudes con Argentina u otros países de Latinoamérica, en España yo digo que va a ser un país de tabletas. 50% de los españoles abiertamente cuando los entrevistan y cuando se hacen los estudios de hábitos de lectura, dice que no leen un libro al año, que no lee nada, o sea que mentimos muchísimo cuando nos hacen entrevistas de que somos más altos, mas rubios o lo que sea, por lo tanto aunque han bajado mucho de precio aquí en España, por ejemplo Amazon está vendiendo su dispositivo por 99 Euros y que el año pasado se vendía por casi 300 euros, acá han bajado mucho de precio y seguirán bajando yo creo que nadie o no mucha gente estará dispuesto a gastarse un dinero en un dispositivo que solo va a usar una o dos veces al año, la gran mayoría de ese otro 50% que sí lee, no son lectores habituales, con lectores esporádicos, leen en navidad, porque le regalan un libro, por verano porque le regalan otro y bienvenido sea, esperemos que esa lectura les anime a más, pero no creo que eso les anime a comprar un dispositivo para usar dos o tres veces al año, en cambio una tableta sí creo que encaja mejor en ese tipo de lector, no solo lee libro, sino que puede leer revistas, prensa, puede escuchar música, puede ver sus películas, para mí son tabletas de contenidos culturales, y ahí la lectura de libros tendrá sus secciones, sus momentos, y por eso digo que España será un país de tabletas, y habrá un espacio para los dispositivos de tinta electrónica, los famosos e-readers, estos serán consumidos por los ávidos lectores, que leen dos o tres libros al mes, y que verdaderamente esas pantallas de tinta electrónica que no emiten luz, son muy amables para la lectura continuada, para ese tipo de lectores sí tendrá sentido comprarse ese dispositivo, pero no para la gran mayoría de los lectores.

Entrevista realizada por Diego Corradini

www.editorialrove.com

FEBRERO DEL 2012

BUENOS AIRES, ARGENTINA - ESPAÑA

 

Entrevista a ROVE por Alan DD

Lo invitamos a ver la entrevista original que se encuentra en el blog de Alan D.D. titulado "tintanocturna.blogspot.com", o pinche aquí para ir.

 

Hecha nada más que a los directores de EDITORIAL ROVE, una editorial naciente con un futuro prometedor, pero en fin, a los entrevistados: Lucas Moltrasio y Diego Corradini. Así que os dejo la entrevista empezando por un pregunta que le hice a Diego al contactar por primera vez con él: ¿Eres el director de la editorial?

 

DC: Si, y junto a Lucas Moltrasio dirigimos a ROVE, siendo también él director y ambos socios por partes iguales. Actualmente nos dividimos la dirección de la Editorial en dos grandes áreas, por un lado la edición de la Revista IT, que la lleva adelante Lucas y por mi parte la dirección de la editorial en general. Aunque nuestra manera de dirigir es hablando y consensuando los posibles caminos a seguir, siendo permeables ambos a diferentes ideas que planteamos continuamente.

 

¿Por qué has decidido crear una editorial?

 

DC: La decisión fue en conjunto con Lucas, ambos sentíamos que el mundo editorial podía ser diferente, que publicar un libro debía ser diferente y que en el siglo XXI, la tecnología y las telecomunicaciones podían ser un puente a una nueva manera de hacer y leer un libro. Creo que el mundo editorial está cambiando, que de a poco internet se coló y llego para quedarse, creo que las editoriales en los próximos años deberán adaptarse a lectores instruidos, exigentes, adaptados a múltiples plataformas de lectura (libros físicos, e-book, libros multimedia y me adelanto al futuro: libros en 3D y holográficos). Leer es una experiencia y ROVE viene a ocupar un espacio pensando en la era digital como plataforma de lanzamiento y en la innovación como medio de superación continua, sin dejar de estar atento a las clásicas técnicas editoriales. Lector y autor deben estar en el centro de cualquier estrategia de una editorial, ROVE esta transitando un camino en ese sentido y por sobre todo con el método actual de autopublicación intentamos ser democráticos y permitir que los lectores sean el principal jurado de los escritos. En las próximas semanas tendremos una serie de artículos que esperamos sirvan a muchos autores noveles a embellecer el producto final que es el libro electrónico que ellos publican, ya que si bien lo importante es el contenido de la obra, es muy importante la estructura del libro, su portada y el orden en general que posee, ya que cuando alguno de estos temas falla, muchos lectores optan por no seguir leyendo. Una analogía para entender mejor el concepto es pensar cuando estamos en una librería ojeando libros, algunos nos gusta por su resumen de la contratapa o por la imagen de su tapa; en algunos casos si vemos que esta desorganizado por dentro o que la portada o imagen de la tapa no convence, quizás optamos por seguir buscando y desechamos ese libro. En nuestro caso aplica el mismo concepto, queremos dar herramientas y conocimientos a los autores para que sus textos sean atractivos en su forma o como objetos (electrónicos), para dejar al lector que decida si el contenido de la obra es bueno y no que se quede con la impresión de la tapa o el resumen. Algo importante que he notado muchas veces, es que no se leen algunos textos porque parecen poco detallistas en su estructura, portada, maqueta, etc., la idea es hacer entender al autor que es tan importante el contenido de su obra, como la portada, el prologo y hasta el resumen que se brinda de cada obra, en muchas casos un trabajo hecho al detalle, permite que los lectores den el segundo paso y lean el contenido.

LM: Podría ser una pregunta bastante caótica, pero por sobre todo fue por dos factores: soy escritor y lector; y trabajo con un socio y amigo con mucho carácter editorial y con fuerte empeño y motivación por la literatura. Particularmente, creemos que mucho de lo brillante que se escribe no aparece al alcance de todos, e intentamos que así sea.

 

¿Sientes interés por el mundo de la edición literaria o por la literatura en general?

 

DC:Mi interés personal es por la literatura en general, por supuesto y en lo que respecta a gustos personales, me gusta leer novelas. La edición es un mundo lleno de desafíos, donde hay que lograr conjugar el aspecto económico, calidad y desarrollo de ideas en una senda positiva.

LM:Sí, por supuesto. Pero antes de la edición siempre está el artista. Tal vez, no me fascine tanto la edición, más bien me interese el escrito y su sujeto, y el hecho de poder involucrarme con ellos a través de la edición es sumamente gratificante. Mi percepción personal es que estamos montados en una ola que recién empieza a tomar forma y fuerza, apuesto que el camino que irá a tomar es el mismo que hemos elegido para ROVE, es una apuesta basada en la creencia que el cambio es parte de nuestra realidad, y no tan solo los próximos años iremos escuchando de novedades sino que las mismas serán vertiginosas. Hoy por hoy se puede leer diferentes artículos que hablan de las plataformas de lecturas digitales, desplazando en alguna medida a los libros de papel, pero dentro de no mucho no tan solo tendrán que mutar las editoriales para seguir compitiendo, sino que los autores no serán únicamente escritores de textos , ya que cada vez más, tendremos autores que utilicen las nuevas tecnologías (creadas y a crearse) para nuevas maneras de crear contenidos, sean estos narrativos, didácticos o estilos nuevos.

 

¿De dónde viene el nombre ROVE?

 

DC: ROVE viene de una idea que engloba sentimientos de sus dueños, está ligado a nuestras familias y tiene un significado personal tanto para Lucas como para mí. A nivel literario podríamos decir que está ligado a las novelas, donde somos los autores y día a día estamos escribiendo diferentes capítulos.

LM:Del corazón. Son las primeras sílabas de los nombres de la mujer de Diego y de mi mujer.

 

¿Ha sido difícil dirigir una editorial a dúo?

 

DC: Cualquier emprendimiento que realices a dúo tendrá sus altos y sus bajos como si fuera el vínculo amoroso con tu pareja, creo que la comparación con la convivencia en una pareja es la mejor manera de graficar una relación donde dos personas toman decisiones en conjunto y se debe aprender a escuchar y ser escuchado. Un noviazgo o un matrimonio comienza porque se quiere ser feliz y donde sienten que necesitan estar juntos para lograr esa felicidad, en cambio un emprendimiento de a dos se lanza con un objetivo premeditado y en función a ello dos personas se unen para conseguir alcanzar y superar la meta.

LM: No con Diego. No sé si será difícil hacerlo a dúo, pero por suerte con Diego es todo bastante simple. No significa que pensemos igual, pero sí que nos respetamos mutuamente y por sobre todo no limitamos ninguna de cada una de nuestras ideas que sean incluso contradictorias. Hacemos todo lo que se nos ocurre, o lo intentamos, y a lo sumo después uno tenía razón y el otro no. Admito que en nuestro caso ha sido fácil la convivencia, y mirando para atrás entiendo que al separar las tareas cada uno se sintió cómodo desde el principio y eso nos permite estar a gusto.

 

¿Crees que podrías haber logrado lo mismo que ahora con la editorial en solitario? ¿Por qué?

 

DC:No, si bien algunas ideas fueron mías, entiendo que se enriqueció con la mirada de ambos y la ejecución de ellas fue como se esperaba. Lo fundamental de trabajar en equipo o solo, es la diferencia entre saber escuchar a la otra parte o intentar tener razón. El intercambio de ideas sirve para enriquecerse mutuamente, quien logra entender y aceptar eso, tiene un mundo de posibilidades frente a sí.

LM:No, seguro que no. Todas las ideas de Diego no estarían y tal vez el potencial de algunas de las mías tampoco.

 

¿Cuál es la parte más difícil de trabajar como director de ROVE?

 

DC: Sinceramente no encuentro un tema que sea difícil en cuanto a la labor diaria. En verdad hay temas que llevan más trabajo que otros y por supuesto hay ciertas tareas que me agradan más que otras, pero en general estoy contento.

LM: Supongo que, como en cualquier negocio, decidir después de que las cosas no salen bien. Somos una empresa que está recién nacida, aún tenemos mucho por hacer.

 

¿Y la más divertida?

 

DC: Una de las tareas que más me gusta y que la hago por pura complacencia personal, es investigar todo el tiempo el mercado, investigar en internet tendencias, leer artículos, aprender todo el tiempo cosas nuevas. Me gusta buscar en internet todo lo que ROVE pueda aprovechar para seguir innovando. Disfruto editando desde una entrevista a un proyecto de la Editorial, me gusta velar por el proceso editorial, si bien hay estadios dentro del proceso que me siento más cómodo que otros, disfruto tener una idea y verla tiempo después plasmado en la realidad.

LM: Festejar después de que las cosas sí salen bien.

 

Suponiendo que el negocio se complica y debes dejar de dirigir ROVE, ¿Tendrías algún otro trabajo o tratarías de seguir en el mundo literario?

 

DC: ROVE es una apuesta fuerte para nosotros, sinceramente no me veo en el corto plazo buscando otras alternativas fuera de la línea de la editorial. Por supuesto en lo que respecta a mis ambiciones personales quiero seguir en el ámbito literario, siempre desde el punto de vista de proyectos editoriales que salgan de la línea clásica, no porque crea que tiene algo malo las editoriales del siglo XX, sino porque me gusta innovar y el siglo XXI parece tener lo necesario para romper con viejas creencias.

LM: Seguiría como escritor, luego como pintor o dibujante, y si estas dos cosas fallaran, despacharía nafta en alguna estación de servicios.

 

He notado que solo es posible publicar e-book ¿Crees que sea posible en un futuro publicar en papel?

 

DC: Si, es parte de nuestro proyecto que lleva más de un año y medio de vida.

LM: Sí, absolutamente. El papel es nuestra prioridad, aunque no lo parezca ahora. Sólo que hoy la única forma que tenemos de lograr que cualquier escritor publique sus obras gratuitamente y con total libertad es a través de lo electrónico. Varios autores (Españoles, Argentinos y de Latinoamérica) nos acercaron sus textos para evaluarlos y editarlos en papel. Nuestra filosofía de trabajo habla de autopublicación en nuestro sitio de internet y a nuestro costo la publicación física, no nos interesa el modelo de editoriales donde se debe pagar cierto monto por ver publicados sus textos, la idea es tener un mix entre publicaciones digitales gratuitas y publicaciones físicas pagas (librerías y canales clásicos de comercialización). Estamos trabajando en varios proyectos que aún falta un par de meses para que se hagan realidad Saludos a todos tus lectores.

Miércoles, Octubre 18, 2017

Escritores y Lectores

Hay 84 invitados y ningún miembro en línea

Descubrir...

Donación Vía Paypal


Para seguir apoyando a los autores y a los lectores que puedan usar nuestro sitio en forma gratuita, necesitamos de vuestra ayuda. El importe lo decide ustede, desde un 1 dólar, todo sirve.

Desde el 2009 estamos online y queremos seguir por muchos años más, ayúdenos ¡¡¡

 

Gracias, Editorial ROVE


 

Safe Creative #0910120060733