Lucio Rosenkreutz

Lucio Agustine Rosenkreutz Craciunescu (Torrero-La Paz, Provincia de Zaragoza, 29 de Septiembre de 1986).
Es un escritor español.
 
Se crió en un ambiente conservador y muy religioso. Su infancia transcurrió a los 4 años en el municipio español María de Huerva, hasta los 6 años de edad en Madrid donde realizó sus primeros estudios en el centro privado concertado: Colegio Las Rosas, luego prosiguió en la Escuela Filderschule en Baden-Württemberg, Alemania tras la separación de sus padres. A los 12 años de edad lo hizo en el IES Goya, en Zaragoza. Se graduó en el 2009 en la Universidad Liberty en Lynchburg, Virginia, en Estados Unidos, obteniendo el grado académico en “Administración de empresas”.
 
En su familia no había antecedentes artísticos; hijo del ingeniero electromecánico Laurens Corday Rosenkreutz de origen alemán y de Zaiat Craciunescu de origen rumano. Pronto surgió en él su vena artística. Es tambien crítico del periódico alemán: Magazine Defending the Kingdom, y autor de los libros: “Grey ángel 2014”, “La crueldad excesiva 2013”, "Guerre du verre" entre los mas destacados. Junto al diseñador Bora Chong y Adalwen Haberkorn, fundó la productora musical: Studies Phoenix, en California, Ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos.
 
Extraído de Biografías y Vidas.
 
 

Vaso de Leche

 

“Me aborrezco, y el exangüe es mi elixir hiperbólico”.

 

 

 

9

 

Te arrojaré un capricho para que tu soldadito de plástico

no este envés, y no sea un forajido endeble: “Un haragán”,

apartándolo así de la escuadrilla de la torre de madera.

Observadme a mí tal como un loco mordaz,

siempre he de llorar a la fuerza

con impotencia hasta no poder más,

el importe escéptico es por no poder integrarme

en la utopía urbana, expulsado por haber llorado más que ellos.

“La crápula de lo cotidiano se estanca más tarde

en un gusano de la conciencia, cada momento es un coágulo”.

 

 

7

 

Mi obsesión es buscar la importancia monótona,

después el analgésico pierde cadencioso la polémica

hasta desintegrarse por completo.

El aburrimiento es un charlatán.

La realidad es un crucigrama

dispendioso e incompleto,

siempre nos faltara:

¿Cuándo os sobrará una miaja?

Mas y si lo conservas

revienta por la antigüedad mezquina,

nada es imperecedero.

¡Pero como duele el saber que es disoluble!

Ahora hermano bebe el vaso de leche

antes que el tiempo la refrigere.

 

6

 

El nómade goza de su libertad, pero lamenta la disolución

porque no es regular, han de exhalar su espíritu día a día.

¡Miradme a mí, pues mi condena no fluctúa!

“La decadencia es diplomática,

y un coleccionista de dejarlo todo para el mañana”.

“El miedo es un artesano”,

nunca puedo afrontar mis debilidades.

“La exigencia es un desgaste”,

todas mis personalidades no contrarrestaron los celos.

“El orden es extemporáneo e incuestionable”,

a pesar que el desorden se transforma en un aislamiento.

Entonces dejadlo al Sr. Soldadito de plástico

que de hito en hito

que aprisionas entre tus manos,

resista la borrasca del presente

no lo destruyas con la imaginación…

 

 

5

 

“El tiempo es una putrefacción voraz

que se masturba de los momentos”.

Señala la obligación, dejando atrás los señuelos sin forma

de lo que parecía sempiterno, en historia se convierte.

¡Vamos hermano, cesa con ese vaso de leche de una vez!,

mientras yo os acaricio con mis últimas palabras:

¡Ya deja de llorar! ¿Para qué?

 

 

4

 

“Ahora cada momento será una cremación extractaría”,

poco a poco se extinguirán los aplausos y al final

el sentimiento se exprimirá hasta lo fláccido y solidó.

“El minuto es un cobarde,

siempre huye exasperado con sus segundos”.

Con flema voy a heredarte mi dolor: “El proceso extenuado”,

“la huelga de mi conciencia” y “mis valores intangibles”.

La voluntad exigua deviene de la higiene de las derrotas,

a pesar que me he excedido hasta inflamar la suerte inconcebible.

En vano, aun mis esperanzas ambulantes se burlan

de la extremidad de las cosas más insignificantes.

“Me voy a levantar y más tarde a regularizar lo afectado,

recuperando mis deseos antes de envejecer siendo nada”.

 

 

3

 

“Mis palabras son una gran extensión desértica

y ellas te servirán para subestimar la realidad”.

Mientras tanto las puedes jerarquizar en tu memoria

aflore tú os dejarás que se hunda hasta lo más profundo,

o le daréis caridad para transmutarlo en tu corazón manido.

Todavía me puedo arrastrar como un animal herido

solo un poco más de lo debido.

“La llaga estomacal fue excitada por un pirata novato”.

 “El hoy se ovillo en una orgía sentimental”.

Me siento una partícula mal formada

entre los dedos del destino.

 

 

2

 

En el muro imparcial de mis pensamientos

titila una vaga esperanza

y trato de no pestañear en el cúmulo de las oportunidades,

no sé cuándo terminará la participación de mi pesar,

la colonia detritus de la fatiga.

Hay que adherir la felicidad glutinosa

en el pasillo del encuentro,

y hacer pedazos vuestras risas

espantando esos tornados que me dibujasteis,

en esta eterna despedida poco favorable,

poco a poco hay que deshacer:

“La contienda del decadentista William Blake[1]”.

Ya velaremos por su soledad que vendrá…

 

 

1

 

La asamblea legislativa, ha terminado con la avalancha verbal,

y todavía no has bebido ningún sorbo

del vaso de leche que te he preparado.

Empeña una mirada severa a la nata

que flota por la obesidad de sus telarañas,

el tiempo la devasto,

¡Hay hermano y en Noviembre tus lágrimas

han salpicado la leche del vaso!,

enjaulada conciencia, incestuoso arco iris

ahora voy hacer el prisionero de tus sentimientos inhalados.

Sé que mi vida terminará

dentro de un abismo insondable,

por favor esbozadme una sonrisa con tus crayones gastados

para no llorar como un niño

y después borradlo con tu pañuelo de monogramas,

porque no soy fausto:

¡Adeus gente menuda! ¡Adiós hermano!

Nadie más me quiere a tu lado,

me siento incompetente por tus deseos.

Desde ahora mi calvario se convertirá

en una ingestión sentimental examine.

A la merced: ¿Para qué crecer hermanito?

es mejor jugar con los soldaditos de plástico

y beber cada tarde el vaso de leche,

dejándole las derrotas a los más grandes…

 

black wolves

 



[1] William Blake (Londres, 28 de noviembre de 1757 - Ibídem, 12 de agosto de 1827) fue un poeta, pintor y grabador inglés.

 
 
 
Domingo, Junio 25, 2017

Escritores y Lectores

Hay 87 invitados y ningún miembro en línea

Descubrir...

Donación Vía Paypal


Para seguir apoyando a los autores y a los lectores que puedan usar nuestro sitio en forma gratuita, necesitamos de vuestra ayuda. El importe lo decide ustede, desde un 1 dólar, todo sirve.

Desde el 2009 estamos online y queremos seguir por muchos años más, ayúdenos ¡¡¡

 

Gracias, Editorial ROVE


 

Safe Creative #0910120060733