AMORES DE LA GUERRA

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (7 Votes)
Ratio:  / 3
MaloBueno 
Tamaño letra:

 

Cuando empecé a narrar esta historia contaba tan solo con 12 años, la primera copia de esta novela esta dibujada al estilo manga ya que mi sueño era ser escritora manga. Un estilo de novela grafica japonesa, dada la influencia por la época que viví mi niñez. Pero al no tener suficiente talento, ya que jamás estudie formalmente dibujo, la novela fue rechazada y relegada a un simple pasatiempo. Con el paso del tiempo fui madurando al igual que mis ideas. La diferencia no es mucha, en el sentido de la narrativa, pero he conservado la idea original que desvelaba mis noches. Ilustrando lo más posible mediante la descripción los escenarios y personajes.

Llena de encanto y romances en una época muy superior a la nuestra; con dos protagonistas muy antagónicos entre sí, pero que no pueden existir uno sin el otro. Ambos personifican estos sentimientos claramente humanos, sin los cuales el progreso del ser humano hasta la cumbre de la historia no hubiese sido posible como lo son el amor y la guerra.

Esta demás decir que disfruten la novela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nada hay más fuerte que el amor y la muerte…

 

En una ciudad de la tierra devastada, por la guerra una mujer de largos y desaliñados cabellos rubios corre con un bebé en brazos y un adolescente tras de ella, el telón oscuro de la noche hace más dramático el instante. La mujer sube las escalinatas de un templo grecorromano y con el mayor de los dolores deja al inocente en los brazos de una inerte estatua de mármol de una divinidad:-Hijito mío es lo mejor y ahogada en llanto se aleja en la penumbra sin importarle el llanto del niño. El mozuelo le increpa: -¿Violeta donde está el bebé? La mujer calla y sigue andando tomando de la mano al joven.

16 años han pasado pero aun resuenan los tambores de guerra. En el plano etéreo los dioses y diosas de cada planeta  planean el derrocamiento del rey Júpiter: Selena, con su media luna en la frente, Arel el gigantesco dios de Marte, Hellios dios del sol y su ígnea corona, Cronos con su traje negro y condecoraciones militares. Todos enviaran a la tierra a sus discípulos a reclamar el Kongou: el metal viviente. Saben que arriesgaran el todo por el todo.

Mientras, en la cocina del templo de la Luna, un joven intenta tomar unos pastelillos que celosamente la mucama había escondido en la cima de una altísima alacena. La divinidad entra en busca del joven Índigo pero al verlo lanza un grito mezcla de indignación y susto; haciendo al joven caer. La bella mujer rompe en llanto:Índigo,¡ hijo mío!¿por qué?¿Por qué?-¡Ay mamá! no te pongas así por un pastelillo. La dama se sienta en la mesa y sigue llorando: -los dioses que aun quedamos enviaremos a nuestros discípulos a la guerra…índigo iras a la guerra.

El joven de cabellos largos y desaliñados a más no poder le ruega:-madre se que no voy bien en la escuela y me como los postres pero de eso ¿a ir a una guerra? debes de estar muy enojada.

La dama se endereza y camina a la ventana donde un nocturno jardín de rosas blancas adorna con palidez:-nunca  te oculte la verdad, te encontré llorando en esa estatua de mi templo y fui egoísta al no devolverte con los tuyos, y traerte a mi lado… según yo, evitándote le dolor de la guerra. Pero he visto que fue inútil…mereces conocer tus orígenes y defender tu planeta. Júpiter desea adueñarse de ella ya que es el planeta más importante del sistema solar. En ella se unen los nueve puentes iris. Donde los dioses nos movemos por el espacio sideral. Si lograse su objetivo movilizaría sus tropas con mayor facilidad en todo el sistema solar. El puente iris que unía a la tierra con Júpiter fue destruido por Iditarod, dios de Plutón, en su lucha contra el malvado rey Júpiter hará ya 16 años.

Los enviados deberán traer consigo para cada planeta un Kongou, el arma para destruir al desquiciado Júpiter y poner fin a la guerra.

Índigo aun no comprende la magnitud de la misión y con solo una maleta emprende su viaje a la tierra. Con la tecnología que rige esta época solo tarda unas horas en llegar a la base militar venusiana en la tierra. Durante el viaje piensa en lo cómodo de su existir hasta ayer…disfrutaba del ocio que proporciona ser el hijo de una diosa y más aun; no tener responsabilidades. Además, ¿que era toda esa palabrería de su madre? ¿Kongou? esa palabra no existía en el motor de búsqueda ¿sería que  le dio una excusa para enviarlo lejos?

La base era enorme. Las naves de guerra bajaban y subían. Los soldadores revisaban a todo que entra o saliera eran unos tipos rarísimos de estatura normal pero con la piel color verde. Eran venusinos; su color se debía a unas células especiales que tenían en la piel llamadas cloro-melanina, capaz de captar la luz y fotosintetizarla para obtener una fuente extra de energía.

Índigo trataba de buscar la mayor información ahora debía aprender todo lo que no pudo en sus tiempos de vagancias. El primer soldado lo revisa mientras tras él, la nave despega de regreso a la Luna. Le toma una foto de la retina y la coloca en un banco de datos.

Una vez dentro, la cosa era más asombrosa…parecía una ciudad completa. El joven esta boquiabierto jamás había visto tanta gente en un solo lugar. ve una ventanilla de recepción y le entrega los papeles que llevaba en la mano otro soldado. Este llevaba el uniforme de otro color. Pero conservando el diseño de una estrella negra en el hombro izquierdo:-¿papeles?¿creí que ya nadie llevaba registros en papeles?-vine a una misión –dice con mucha seriedad el joven

El soldado en un teclado virtual se comunica con un apersona que responde muy violentamente:-¡HAS PASAR A ESE TARADO, LLEVO HORAS ESPERANDOLOS! El joven soldado devuelve los papeles:-ve a la puerta A-4 el teniente Santajulia te espera y que Dios te ampare.

 En dicha oficina una inocente chica está sentada en un sillón lleva calentadores de pantorrillas a juego con una linda minifalda y camisa muy abrigadora tiene el cabello negro muy corto en hongo con una pequeña pava o flequillo y unas larguísimas patillas a modo de chongos que caían a los lados de su cara. Además de unos brillantes ojos negros: -¿estás segura que es la enviada por Saturno? Me están haciendo perder la paciencia. – Interpela un bien parecido hombre verde de cabellos castaños y ojos azules.-Lo siento Aneth, pero ya me confirmaron que es la enviada- le contesta una joven rubia y piel blanca. El venusino se vira y advierte a la joven: - estas dentro, pero cometes un error y te devuelvo a Saturno…les pedí claramente soldados ¿eres fuerza Delta o SWAT?- no señor, entendí que pedían a los discípulos de cada planeta y yo soy la discípula del dios Cronos…Me llamo Capri Gauthier.- ¡pequeña! podrás ser la mismísima Kumari de tu planeta pero si no me sirves para esta misión no podrás quedarte.

En la misma oficina un corpulento hombre de cabellos castaños claros y ojos color ámbar observa la escena. ¿Qué objeción le pondría el teniente?:-Tu eres Adrian Patmos (suspira) el enviado de Hellios…te repito lo mismo que a la joven, es una misión muy delicada.-Lo sé señor, no pierda cuidado.

Mientras el joven selenita encuentra una puerta  y entra. Más bien parece el consultorio de un médico con muchos aparatos extraños. una voz le ordena quitarse la camisa, el joven se asoma para ver de donde salía la voz , se trataba de un enorme hombre blanco de extremos cabellos negros y cejas tupida:- ¡vamos! Solo es una revisión rutinaria acuéstate en la camilla veras la luz verde y yo hare el resto O.K.

Índigo no sabía por qué iniciaban con un reconocimiento médico si estaba bien de salud: -¿es usted el teniente Santajulia?-¿me ves uniforme militar? yo soy el doctor Williams…el galeno cae a la cuenta y viste a prisa al joven:-Aneth debe estar muy enfadado ¿Cómo te equivocas en un momento así? esta es la puerta H-4 la H es de Hospital el edificio de enfrente son las oficinas de los militares. Y  lo arrastra casi corriendo:- el es una persona muy especial ¡buena suerte!

Al entra el joven ve  un hombre albino de larguísimos cabellos plateados y ojos rojos siendo reprendido por un militar venusino. El joven albino debe ser el enviado de Marte, ya que los marcianos son albinos. Al verlo entrar le teniente grita un mas fuerte:-ACASO NO SABEN LO DELICADO DE ESTA MISION, SON UNOS MALAGRADECIDOS, IGNORANTES… DEBERIA DARLES VERGÜENZA.NO TIENENEL MINIMO RESPETO POR SI MISMOS NI POR SUS PLANETAS Y SE DICEN DISCIPULOS…

El equipo estaba conformado por una chica saturnina, el selenita, el helliano y un albino. ¿Qué resultado tendría el teniente con ellos? Quizás y sean los enviados correctos ¿o no? pero era con los que contaba y tenía que trabajar.

Al remitirlos a sus camarotes el joven helliano nota una tristeza en el teniente, no era una tristeza común era casi un presentimiento.se devuelve y coloca su mano en el hombro del venusino:-los venusianos son muy valientes y sé que sabrán salir de esta.-Adrian, eres lo único  útil que nos enviaron en Hellios tú eres…-lo importante es lo que soy acá y estoy dispuesto a ayudarte en esta misión.

Mientras  en una base militar en medio de la nada de la Antártida aterriza una nave de ella arriban dos jóvenes: varón y  mujer. La chica es hermosa y de largos cabellos rojos. Él, de cabellos oscuros y enormes ojos azules. Llevan uniformes blancos del tipo Joviano. Son recibidos por una corte de soldados. Entran a una cámara de descompensación y la computadora inicia secuencia. -¿Qué haces aquí Escarleth? no creo que vengas a ayudarme ¿O mi padre no cree que yo pueda apoderarme de la tierra?-No, vine por ti vine por la flor de la verdad absoluta -el joven voltea incrédulo ¿todavía crees en eso? Es una leyenda un cuento de niños.-ya lo sé, solo vine a acompañarte, mis tropas no logran hacer su trabajo y traje una  pequeña ayuda. El sistema de suspende proceso de descompensación terminado gime la computadora. El joven sale de la cámara y la chica piensa para sí misma Los Kongou fueron creados a partir de esa energía si logro reunir los pétalos y usarlos con mi Kongou entonces seré el ser más poderoso del universo y será mejor que te cuides Riguel.

 

Ya era de noche y Capri se notaba algo desubicada, no tenia sueño pero estaba cansada, así que se propuso escuchar su música de moda y desempacar. Los camarotes eran extremadamente  chicos. Eran apenas unos cuartos de 3.5 metros de largo por 2.5 de ancho pero con las comodidades de un hotel:-¡vaya! solo mi armario mide lo que mide esto.

Los demás no corrieron distinta suerte el joven albino no podía creer: ¡por favor! en mi planeta hay ratoneras más grandes que esto. En Marte, la moda era muy distinta: llevaba una especie de pantalón negro de una tela muy fina, ceñidos al cuerpo , una especie se semi túnica verde cortada en diagonal dejando solo una manga atada a la cintura con un fajón grueso  de color azul la túnica caía a la cadera sobre una camisa blanca.  El traje combinaba con unas lustrosas botas militares con hebillas doradas.

La noche fue corta para algunos… tenían órdenes de estar en el gimnasio a  las 600 hrs presurosos estaban listos formados en línea cuando el reloj repiqueteó a las 600hrs y el neurótico Teniente-coronel Santajulia hace su arribo con el uniforme venusiano impecablemente puesto:-Se les dijo a lo que venían. Llevaran a sus planetas un arma capaz de destruir al rey Júpiter, un arma que destruiría al sol con solo dirigirla a él…

 Mientras hablaba índigo se apresuraba en vestirse; el teniente proseguía:- …un arma tan valiosa que dicen que los mismos dioses la crearon, un arma que para conseguirla fueron destruidos dos panetas, Urano y Neptuno…un arma que con solo el hecho de su existencia les impedirá dormir el resto de sus vidas y por eso exijo que guarden el mínimo respeto durante esta misión. Están bajo mi mando…olviden cualquier entrenamiento previo, exijo decoro, respeto y solo el hecho de no presentarse a tiempo…¡¡¡ES UNA TOTAL DESPRECIO A SUS PLANETAS!!!

Índigo está en la fila, sudoroso y bajo la fría mirada del teniente:- se les hará un reconocimiento médico irán al consultorio del doctor Williams. Él, al igual que la doctora Papandroupolis, son parte de este equipo y exijo el mismo respeto y trato como si de mí se tratara. Al salir del consultorio de inmediato se dirigirán acá ¡pueden retirarse!.

-¡Buena hora de llegar!-Dice jocosamente el helliano. La luna lleva la misma cronometría de la tierra ¿o no?-dice la joven:- je,je muy graciosos a que no se sienten desubicados igual.-Si pero para no dormirme use el invento llamado reloj despertador creo que los hay en todo el cosmos. Contesta Adrián provocando una sonrisa en todos. Índigo camina directo a la puerta-¡es aquí!

¿Hey? ¿Además eres psíquico?-bromea nuevamente Adrián.- será que es un dejavú responde irónicamente el joven. Mientras esperan índigo busca información en su tableta. ¿Que buscas? dice curiosa Capri. -No es más que una duda  ¿Somos extraterrestres? –técnicamente si ¿te refieres a que si venimos de distintos planetas no deberíamos tener más diferencias? El ser humano se adapta al medio, por eso hay variedad en las etnias- responde la voz del imponente hombre vestido de blanco.

El examen médico se realiza con los sofisticados aparatos que índigo había visto. Se les hizo una resonancia magnética se les tomo muestras de sangre y saliva :- el doctor registra todo en la computadora: estos datos irán al registro medico de la base, mientras escaneamos tu cuerpo con el magneto procura no moverte, era la única advertencia del galeno.

Al ser el turno de índigo el médico lo recibe mal encarado: -¿creo que no entiendes que haces aquí? ¡Esto no es un paseo!… irán a combate donde la gente muere. Para Aneth esto es más que un entrenarlos si no estás listo para afrontar tu realidad, mejor da la vuelta enviare a Aneth los datos que te tome ayer.

Índigo está confuso, nadie le menciono las palabras combate y muerte cuando subió al transbordador ¿Qué piensan hacer con ellos? ¿Será solo intimidación por parte del doctor?

En el gimnasio el teniente les ordena cambiarse sus ropas por unos uniformes deportivos. Capri modela unas muy bien torneadas piernas que deja boquiabierto a todos los machos presentes incluyendo a Aneth.

El teniente prosiguió a medir sus habilidades  y destrezas con ejercicios y pruebas. El joven albino y Adrián pasaron sin dificultad las pruebas de obstáculos gimnasia ejercicios cognoscitivos y resistencia no así Índigo y Capri que eran los últimos en culminarlas.

El último ejercicio era una simple cuerda de gimnasio que debían subir pero los jóvenes estaban agotados y casi a punto de desmayar. Todos subieron  a excepción de la joven que cayó casi al llegar:-¡Sube y toca la campana!- ¡señor! no puedo más estoy exhausta. – si no lo haces te regresas a tu planeta por eso pedí soldados no niñitas de porcelana.- con todo respeto ¡señor! Ni siquiera hemos desayunado ¿nos quieren matar? Se queja el joven albino

-Blanco es tu nombre…responde sí o no. Contesta un mas airado el teniente.-¡Si señor!- ¿Sabes a qué hora comen tus tropas en el espacio abierto?-alega amenazante el venusino-eso que tiene que ver-¡RESPONDE SI O NO!-¡¡¡NO!!!(Responde el joven)-¡¡¡SABES  LA HORA EXACTA QUE ENTRARAN EN COMBATE!!! -NO SEÑOR!!! -Entonces cállate y olvídate de tus comodidades, cuando se les entregue los Kongou; espero que sepan qué hacer con ellos. Ninguno aquí podría ser un piloto si mantienen esas aptitudes. Nunca serán soldados si piensan como civiles.

Pueden retirarse y desayunarse si alguno desea… el refectorio esta en frente. Los espero en una hora en el aula de lado… en silencio.- Los jóvenes entran al comedor y se sientan a una mesa luego de retirar le desayuno.

 Menos mal que la comida es gratis, con las tarjetas que nos dieron- dice la chica-sabes que somos un comando ¿verdad? Le contesta Blanco.-sí, me lo explicaron antes de venir… menos mal solo estamos una semana.- ¿¡y tú crees poder pilotear un Kongou en una semana!? – y tu sabes que es un Kongou nadie ha visto uno-responde la chica muy desafiante. Índigo come pero en su mente aun resuenan las palabras del doctor Williams. ¿Que habrá querido decir? Adrián permanece en silencio y con la cabeza baja. Muy distinto al joven bromista que iba a la consulta.

-Levántense debemos irnos- le advierte Adrian pero unos chicos venusinos los rodean: -¿ustedes son los comandos nuevos?-interroga un mal geniudo hombre. El joven albino trata de levantarse pero es sentado de golpe por otro hombre venusino:-lindo cabello Rapunzel.

Adrian se levanta:-¡ya terminamos! pueden ocupar la mesa.-no nos interesa la mesa- ¿será mejor que se preparen acaso no les dijeron quienes somos?- no me lo han informado responde serenamente Adrián, mientras un enorme hombre intenta golpearlo. Pero este desvía el golpe haciéndose a un lado.

Otro hombre toma a Capri de un brazo:-tú debes ser la enviada de Saturno ¡puedo enseñarte la base, entre otras cosas y comer una hamburguesa!-la inocente niña responde:- ¿y qué cosa es hamburguesa?.-¡te criaron en una estación espacial! ¿o qué?.-blanco se levanta y arrastra al hombre con un dedo: -discúlpate con la señorita ahora mismo, ignorante. En Saturno no se conoce la vaca. -el hombre nuevamente toca el cabello del albino:-¿y en tu planeta no conocen las tijeras?

El muchacho albino está airado pero serenamente responde:-IGNORANTE es aquel que desconoce o ignora; INEPTO es aquel que no es IGNORANTE pero es INCAPAZ por que no tiene aptitud para desempeñar una tarea e IMBECIL es quien sabiendo comete un error.

Un puño ataca con irreverencia, pero una mano albina lo desvía haciendo una llave y casi rompiéndole el brazo:-vuelves a tocar mi melena y te lo arranco ¡imbécil!. Adrián se abre paso y hace que los atacantes retrocedan:- no sé que tienen en nuestra contra pero les advierto no se vuelvan a meter con ninguno de nosotros o no saldrán ilesos:- ¿es una amenaza? – (con mirada desafiante) no amenazo prometo- y el grupo sale.

Entran en silencio y toman un lugar. Se suponía que el teniente los esperaría allí pero ya tardaba mucho. El doctor entra con cara de confusión: -ha ocurrido un percance, pueden retirarse y regresar en una hora…Adrián lo detiene: -¿cuántos muertos?- todos se asustan y el doctor se devuelve con cara de intriga:-edd…¡no lo sabemos!… apenas unos minutos  nos enteramos…

Los chicos están confusos y temerosos. Saben que por la expresión de la cara del doctor Williams, las cosas no estaban bien. Escuchan la voz de una periodista en el lúgubre silencio del aula miran por la ventanilla y en la pantalla gigante del centro de la base miran a la dantesca escena en vivo: dos robots del tamaño de un edificio destruyen un ejército completo en las arenas del desierto. La periodista informaba de cifras no exactas pero se estimaba que con ese ataque Egipto quedaba en manos de Júpiter.

Una voz  femenina los saca de su estupor:- eso es un Kongou, el metal viviente. Ellos pertenecen a Júpiter y Plutón y están acá en la tierra. Contra ellos deberán pelear. La voz correspondía  a la joven Kate- el teniente debió estar allá, pero por órdenes superiores, se movió  a esta base para entrenarlos en el uso de los Kongou que llevaran a sus planetas.

Los chicos estaban pensativos y trataban de no hablar más del tema.

Mientras en la oficina de Aneth; William y Kate  entran para dar apoyo moral a su amigo. Lo encuentran en la computadora enviando un informe:-¿podemos pasar?-¿sabían que el mayor de estos chicos tiene 22 años de edad? ¡¡¡KARIME TENÍA SOLO 11 CUANDO LO ASESINO JÚPITER…NI TODOS ELLOS JUNTOS PODRÍAN SUPERARLO EN INTELIGENCIA!!! – violentamente golpea la mesa haciendo saltar todo.

-Aneth, todos hemos perdido a alguien o lago en esta guerra. Es por eso que los dioses han puesto sus esperanzas en ti. Debes ser fuerte y entrenarlos, de lo contrario Júpiter se adueñara del universo-reflexiona Williams.

Aneth esta tan airado que le tiemblas los brazos apoyados en la mesa, Kate dulcemente lo abraza recuerdas como esperábamos este momento, tú me preguntabas casi a diario ¿¡si los Kongou estaban terminados!?Hoy te respondo de nuevo que solo faltan los pilotos.

Para que, ¿para que los maten?¿¡acaso no ven que son niños!?(Azota nuevamente la mesa)  no creo que sean discípulos de ningún dios me deben estar gastando una broma cruel.- unas gruesas lágrimas corren por sus mejillas enrojecidas por la ira. Williams toma  a la chica de un brazo.-estaremos aquí para apoyarte pero no te tardes mucho.

Al día siguiente los chicos están en el gimnasio alineados y justo al marcar las 600 hrs el teniente entra:- no les exigiré el saludo ¡sería mucho pedir! Usaran el uniforme regalmentario ya que son un comando. Se les entregara sus Kongou hoy. No me importa de qué planeta o satélite provengan, saldrán hechos soldados, no me importa su género, serán soldados; no me interesa su genealogía o estrato social, aquí son soldados. Todos recibirán un trato igualitario.

William y Kate están en el laboratorio examinando unos enormes artefactos sin forma definida:- ¿cómo crees que se verán con un piloto? -suspira Kate. -¿No lo sé? solo espero que Aneth sepa lo que está haciendo. Debería devolver a esta parvada y pedir otros chicos.- espero que sepan cuidarlos me dolerá mucho separarme de ellos son 8 años de trabajar en ellos.-lo sé cariño y se lo mucho que significan para Aneth. Elliuth, Karime y Manueth estarían orgullosos de ti.( besa la frente de la niña)

Antes deberán entrenar y nuevamente Aneth los ataca con muchos ejercicios de destreza y coordinación. Capri finaliza exitosamente una rutina y se emociona tanto que sube a la cuerda y toca la campana .índigo le ánima:- te lo dije era fácil solo tenias que practicar un poco. Aneth lo ve de reojo:-¿tu le ayudaste? Y si esperarlo la chica le cae en los brazos:-¡está bien! Capri, lo lograste, pero no creas que ya eres una piloto de Kongou solo por hacer una pirueta. Por unos minutos Aneth permaneció abrazado a Capri  hasta que ambos se sonrojan. La chica tiene las manos lastimadas y Aneth lo nota: -¿por qué lo hiciste?-vine a una misión y si no puedo superar este mínimo obstáculos no seré digna hija de Saturno y sus compañeros seguirán sufriendo. La chica se retira.-pasó la tarde de ayer cayéndose y levantándose hasta que le explique el cómo debía trepar.- aclaro índigo. Blanco y Adrian están impresionados:-Es un buen chico lástima que lo harán talco, piensan al unísono… se retiran rumbo al aula dispuesta. Aneth baja la vista y toma una bocanada de aire:- Eres una niña tonta Capri, muy tonta e ingenua.

La doctora Kate y Williams los están esperando. En la mesa hay una caja de madera. Blanco muy intrigado pregunta: donde están los Kongou los robots de combate usualmente los guardamos en un hangar. Aneth entra y toma la palabra:- doctora Kate, puede tomar las muestras de sangre a los reclutas mientras escogen a su Kongou. Abre la caja y ante la atónita mirada unas figuras tamaño llavero se encontraban en la caja, Aneth prosigue: -los escogerán al azar. El que más les guste. Su código genético se agregará al banco de memoria del Kongou, así solo ustedes podrán usarlo. Las figuritas correspondían a una especie de oso, un cangrejo, un tigre y un fantasma. Índigo escogió a oso, Capri al fantasma, Adrian al tigre, y Blanco al cangrejo:-¡esto debe ser la peor broma!-acaso nos estamos riendo. Blanco dale tu Kongou a la doctora.

Una vez que agrego las muestras Aneth los hizo salir al patio y dio u potente grito:- ¡ACTIVAR! Ante ellos loe Kongou se aparecen… eran descomunales más alto que los edificios de alrededor:-bien amigo albino ya lo puedes meter en un hangar. Blanco esta boquiabierto su Kongou parecía un monstruo marino pero con piernas y brazos. En la mano derecha cargaba una enorme tenaza de cangrejo y era de color rojo. El de Adrián era un humanoide con cara de tigre las rayas eran unos rayos de fuego y era color amarillo. Índigo estaba a punto de llorar; el suyo era un enorme muñeco de nieve  de redondeas formas con una gran sonrisa y era color blanco y una linda luna roja en la barriga:- te quiero mucho eres mi amigo. Decía entre cortado la metálica voz del artilugio.- es increíble índigo… robitiuno copio toda tu personalidad. Es el resultado que esperaba. Decía brincando de la emoción la joven genio.

 

 

                                                                                                                                Continuara…

 

Powered by Bullraider.com
Martes, Junio 19, 2018

Escritores y Lectores

Hay 17 invitados y ningún miembro en línea

Descubrir...

Twitter


Safe Creative #0910120060733