NAUJ

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)
Ratio:  / 0
MaloBueno 
Tamaño letra:
NAUJ ©
POR
JUAN PONS 
MOYANO
,
¡Las mascaras de porcelana¡,¡las mascaras que utilizamos sin rasgos que un dia u 
otro al suelo lanzamos y en mil pedazos fragmentamos…¡
….caminan los hombres y las mujeres… .
Las sonrisas se mezclan, la de matrimonios “sincronizados”,unidos, el marido sonrie a 
una viandante y a un repartidor la mujer, ¿simples cortesias?, quizas hay mas, quizas el 
amor no sea mas que espejismos en este mundo nuestro, las parejas meras apariencia 
sean.
¡La luz¡, intensica nuestros humores,nuestras alegrias, nos acerca y asemeja a 
nuestra estrella vital.
Va y viene como los pleamares de nuestro dia a dia al unisono que la presencia de 
nuestros dioses…
Nos agrupamos con gentes de identica aura: caminamos uniendonos con multiples 
especies hasta que en medio termino debemos descartar a aquellos que disfraces 
utilizan… .
¡Esas mascaras de porcelana que al suelo caen¡…
¡la negrura y la luz¡,¡la negrura de la noche¡,¡la luz del dia¡,¿la negrura del dia?,¿la luz 
de la noche’ ¿Por qué no? ¿Quién sabe?, la ley de los contrarios, ¡De los contrarios la 
ley¡.
 
CAPITULO I
 
 
-¡Fijaos¿, hablan de la vida, piensan que sera larga, que no tendra termino pero quizas mañana 
todo habra acabado, no tiene la vida toda la amplitud que le brindamos, el concepto es amplio no 
obstate no es proporcional a su significado individual.
- Asi es señora, hablamos y hablamos, pensando a demasiado largo plazo…- dijo Tina un tanto sarcastica 
mientras limpiaba sardinas junto a la mesa de la amplia cocina, con las ventanas abiertas, la radio en 
marcha, en hora de las noticias; Nauj, la dueña de la casa, sentada en el otro extremo, junto a uno de los 
amplios ventanales, lentamente tomaba pequeños sorbos de una jarra de tallado cristal de helado te.
-…si, los politicos hablan y prometen, ¡promesas¡- tornaba a exclamar la dama en alusion al noticiario.
La luz es clara, llena de vida en esas latitudes del oceano, el lago español, tan solo en las primeras 
horas del dia emerge la bruma para desaparecer a lo largo de la mañana cuando el sol invade tranquilo 
pero invencible cualquier posible paraiso convirtiendolo en autentico eden.
Hacia en esos momentos cinco años del fallecimiento de su primer marido, el principe Opulentus, y un 
semestre de la desaparicion del segundo: ¡las mascaras¡, el simulacro de las parejas…
Le duraba a Nauj la resaca de la perdida, las revolucionadas hormonas del sentimiento de quien 
algo crucial pierde.
………..una lagrima cayo de sus mejillas al suelo, torno a beber de su helada jarra. Suspiro anhelando 
descomponerse en diminutas particulas, y ser transportada al eden cuyas puertas abren los divinos 
rayos solares. El calor de sus entrañas se adueño.
En la radio emitian ahora una secuencia de la novena sinfonia de Beethoven, habian dejado los politicos 
de hablar. Un ave de finos y agudos trinos cantaba a lo lejos, posada en algun frondoso arbol. Junto a la 
ventana, en el exterior, una flor de treinta y dos petalos se marchitaba.
¡El tiempo¡
¡El tiempo ese divino juez¡,divino y cruel, paradojas de la existencia: divino, cruel y en oocasiones 
amable, amabilidad que el dios Cronos siempre enmascara.
Sigue el mundo en su movimiento, visto desde el Universo una esfera perfecta, torbellino en contante 
evolucion, linea recta con posibilidades de medicion coordinable con tres dimensiones espaciales.
…un nuevo trago y de sus manos cae al suelo la jarra de cristal tallado, el contenido se expande, en 
pequeños grumos se agrupa, en vapor arremolinado se transforma, por la ventana escapa hasta que en 
perfecta union con el Sol se fusiona.
Meditaba Nauj.
Tras ella, en una amplia pared de la cocina, relucia un mural de artisticas baldosas: dos bellas 
mujeres, sentadas la una junto a la otra, mirandose, complices, se ofrecian sendas jugosas verdes 
manzanas; Inician movimiento, un soplo de viento les brinda la vida, salen de su prision, cogidas por la 
cintura, sobre la robusta mesa central se tumban: las dos se aman. 
Nauj pone su desclazo pie en el suelo. Se pincha con u n diminuto trozo de cristal. Eleva la mirada al 
cielo, al techo, y suspira. Sangra. De su pie cae al suelo una gota de espesa sangre.
Tina, la fiel cocinera, finalizo la limpieza de pescado,coloca en esos instantes un fino mantel de blanco 
lino sobre la mesa: “las amantes se van”. Tina nada ve, ni de sus llegada se percato, ni su marcha noto; 
Escenas hay en la vida que vetadas estan a los ojos de la mayoria.
La dulce señora, con pulcra tunica blanca de algodón, abandona la cocina, camina el largo pasillo 
hacia la sala. Claridad hay en la estancia, el ventilador del techo vueltas da, las cristaleras abiertas estan, 
puertas y ventanas franquean el acceso al hogar.
Baila, danza y gira Nauj, el pavimento de sangre mancha. Sobre el celeste sofa de terciopelo se lanza. De 
la radio emanan las notas de Fever, canta sinuosa nuestra dama al tiempo que supe la impoluta tunica 
hasta la cintura, para a continuacion deslizar sus afiladas manos hasta las redondeadas rodillas e ir 
subiendo lenta y pausadamente por los conterneados muslos, deteniendose a la altura de las ingles: la 
cancion acaba, emite ella un agudo y largo suspiro…
Cesa en su sonar la radio.
Relajada esta la extenuada señora.
Percibese tan solo el tic-tac de un gran reloj en madera de ebano en el extremo oriental del salon 
ubicado.
-Si la energis no se elimina sino que se transforma ¿Qué sere cuando deje mi actual forma?- soñaba ella 
y en voz alta pronunciaba.
Tan excelsa mujer coclocose las vestiduras al despertar de su “placentero” sueño.
En la radio se oian de nuevo promesas electoralistas, quizas una solucion a la problemática actual 
podria ser que un grupo de doce hombres justos, escogidos al azar, gentes de todos los estratos 
sociales, por unperiodo de cuatro años, rigiesen los respectivos paises, que no privasen los intereses 
personales ni meramente materiaales, sino el bien social, que cualquier ciudadano pudiese ser llamado 
a gobernar, pasado ese periodo cada uno de los doce reomase su actividad habitual.
¿Quién sabe?, puede que asi se eliminasen “los intereses politicos”… .
Tan concentrada domina abandona la escena, del cielo caen rosas de cinco petalos.
¡Rojos petalos son sus lacrados labios¡
 
CAPITUO 2
 
Cae la noche en Onayom, el agua del lago español, el oceano Pacifico, juega con la Luna.
Hay cierta brisa que mece arboles y arbustos. Las sombras pueden sobresaltos provocar en union a la 
imaginacion. Desde el embarcadero a la casa cien metros h ay de Palmeras sembrados, hojas de casi 
crepitante sonar que mil figuras logran hacer surgir de la caja de Pandora de nuestras atormentads 
mentes.
El aroma a salitre inunda nuestras coanas, es un respirar relajante y evocante, una fragancia que al ser 
inhaladas crea estado de abstinencia, aunque tan solouna vez experimentado sea.
¡La imaginacion¡”ultio” emocional, puede destrozar la coherencia intelectual.
¡Las sombras¿
El viento va en aumento a juzgar por el rumor. Su silbar parece el aviso de almas invisibles que 
intentan protegernos de futuros acontecimientos.
¡Tenemos tan poco control en aquello que nos rodea¡, al subir a nuestro pedestal siempre sucede 
algo que nos derrumba.
En penumbra permanecen los parajes. Luz hay en las ventanas de la casa, velas encendidas que en 
perpetuo vaiven se consumen en las cornisas durante la madrugada. A pesar de la oscuridad, soledad y 
silencio puertas y ventanas permanecen abiertas. ¿Qué nos cuentael baile de las llamas?,¿Qué secretos 
mostrarnos desean
Frente a la casa estamos, bajo el dintel de la puerta nos hallamos, hay un escudo sobre ella, en el, divisas 
y mensajes de tiempos pasados.
Deberiamos querer saber: tener un conocimiento global del Universo y del Mundo, saber que tras 
el tota conocimiento se va reduciendo el nivel hasta la formacion de lo que creemos el verdadero 
motivo del todo.
Acariciamos constantemente una serpiente que nos devora las entrañas.
En la lejania se percibe el sonar de un motor, de entre la tiniebla surge una lancha motora que 
amarra junto al estuario. En ella dos hombres viajan; Uno, fuerte y fibroso: el “conductor”, con 
deportiva ropa y gorra; El otro, orondo y feo, de cana cabellera, con ropajes de gala ataviado: el 
invitado. Desembarcan. Transportado en calesa es el potentado. Llega a la casda, recibido por Nauj es.  
Gentilhombre, rico y poderoso, muestra desden hacia los demas, su fortuna se creo con el lanzamiento 
del “pensamiento unico”. 
Hablan los dos, musica hay de fondo, notas que no se identifican; Cenan, despues caen en los brazos del 
deseo y la lujuria… .
Tras la batalla de la pasion descansan en el lecho, en la alcoba, ella se levanta, desnuda camina por la 
estancia en la que el alba inicia su avance, hasta el otro extremo llega, a el la espalda da, sobre la 
comoda de caoba prepara un vaso de cristal de bohemia, con hielo y licor, con disimulo su gran sortija 
de oro y gran perla blanca vacia, un preparado de Nerium Oleander autoelaborado.
¡Todo listo esta ya¡,¡las suertes jugadas¡
¡Las mascaras de la vida¡
A las siete de la tarde y en la habitacion de su hotel ya, la vida abandonara el… .
De la insula, su insula, la blanca matrona, lista esta para su periplo expiatorio por el mun do.
Onayom sera su refugio, su Atlantida, el lugar al que tornar para el sosiego recuperar y de la cual 
el vil metal ganasr.
 
FIN
Powered by Bullraider.com
Domingo, Febrero 25, 2018

Escritores y Lectores

Hay 73 invitados y ningún miembro en línea

Descubrir...

Twitter

Safe Creative #0910120060733