EDUCACIÓN ECUATORIANA EN LA ACTUALIDAD

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)
Ratio:  / 0
MaloBueno 
Tamaño letra:

 

EDUCACIÓN ECUATORIANA EN LA ACTUALIDAD

El Ecuador ha atravesado por impactos en su estructura y funcionamiento productivo, político, económico y por lo tanto social, que se ven reflejados en los cambios ejecutados por las instancias del sistema educativo. Bajo este contexto, las escuelas, colegios y universidades, han inspirado propuestas académicas, que respondan a los requerimientos del contenido social inmediato y mediato en el que  cual el ciudadano actúa. Al respecto las escuelas, como centros semilleros de las competencias básicas necesarias para el desarrollo integral del educando, se encuentran en la retina política de las transformaciones, bajo el criterio de romper con los principios de la escuela tradicional, e implementar un sistema que demuestre eficiencia en los procesos educativos. Los colegios se constituyen en centros académicos,  que consolidan habilidades lógico formales y de procesamiento de información que preparan al educando  para el ingreso y desarrollo en sus estudios superiores.

Los objetivos de la Educación son muy claros al priorizar la formación de la personalidad de los niños y el perfeccionamiento de sus potencialidades en todas las áreas del desarrollo, de acuerdo a su nivel de maduración; el fomento del respeto y el cuidado del medio ambiente; el desarrollo de destrezas y habilidades y la práctica del cooperativismo como factor de solidaridad, pero sobre todo “ Brindar educación de calidad con enfoque inclusivo y de equidad, a todos los niños y niñas, para que desarrollen sus competencias de manera integral y se conviertan en ciudadanos positivos, activos, capaces de preservar ambiente cultural y respetuosos de la pluricultural y multilingüismo”, (Plan Decenal de Educación del Ecuador 2006-2015, pág. 13) bajo una política  de “mejoramiento de la calidad educativa, que incida en el desarrollo del país y en el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos” (www.educacion.gob.ec/plan-decenal-de-educacion.html, 2006-2015, pág. 41)

Los postulados referidos, hacen notar a un Ecuador, cuya intención gubernamental, ha sido enfatizar en la calidad educativa del nivel primario, para lo cual era necesario consolidar la estructura ministerial y la especificación de sus líneas de acción, hacia la conformación de una propuesta de alcance nacional que direccione el componente curricular, bajo un diseño pedagógico unificado. Así se puso en ejecución el Referente Curricular de Educación General Básica, y el Proyecto del Nuevo Bachillerato Ecuatoriano, que brinda las herramientas necesarias para el Proceso de Enseñanza Aprendizaje en el aula.

Es necesario considerar que bajo este referente se ponen en juego algunas concepciones como el trabajo del maestro en un proceso de transformación comunicacional, haciendo de cada acto de interacción un factor enriquecedor para una proyección futura que habite en el conocimiento, la seguridad y la calidad; la consolidación de la mediación pedagógica a través de ambientes multimedias, donde el estudiante sienta que pueda vigorizar sus intereses; el trabajo del equipo como instancia de aprendizaje, que buscan enriquecerse y aportar a través de todo medio de información y relación; la gestión como una herramienta de consenso que planifica de manera prospectiva hacia la calidad y calidez educativa

Bajo estas consideraciones es necesario reflexionar sobre las transnacionalización de la producción, y el reemplazo del ser humano por la máquinas, que se vuelven en enemigos paulatinos del mismo hombre; pero también es necesario comprender que hay factores positivos que pueden incidir de manera social como: el conocimiento, la  justa inversión en la educación y el valor agregado  en todo trabajo.

Es importante comprender que los elementos antes descritos se desarrollan en medio de dificultades de orden económico y profesional, de entre ellos que aún existen docentes sin estudios ni título universitario, que son profesionales que revelan poca formación, poca capacitación y un bajo nivel de motivación y sin considerar el factor económico y salarial; que aún fluctúa cercanamente al valor de la canasta familiar. Los problemas de salubridad y falta de una infraestructura en las escuelas, así como también la falta de laboratorios tecnológicos, que distancian a los estudiantes de las redes de información.

En las centros educativos se han planteado importantes alternativas de optimización del sistema educativo, mediante el diseño e implementación de proyectos a mediano y largo plazo; acciones donde se garantice el derecho a una educación en condiciones de inclusión y equidad, proyectos de participación de niños/as. Todos han querido contribuir a una educación con mejores planes, programas y proyectos sobre la base del derecho a la educación de niños, niñas y adolescentes.

La educación se constituye en el centro de desarrollo social, con una historia y un presente en el cual muchos países son un referente para nuestra nación. Ellos han planteado nuevos modelos de progreso económico social, donde el factor humano es el mejor y mayor recurso;  cuya dinámica individual incide en la dinámica sociocultural.

El Ecuador ha experimentado cambios importantes en Educación, y uno de ellos se registra con el Plan Decenal, que realiza planteamientos importantes para le Educación general Básica en cuanto al acceso de los niños al mundo globalizado, y dotarlos de habilidades y destrezas que haga posible este propósito.

Uno de los elementos claves en las escuelas del Ecuador es sin duda, las condiciones de infraestructura en las que se encuentran estudiando los niños/as. Las situación física, tiene una estrecha relación con el rendimiento académico, (SERCE, 2011). Es importante mejorar los espacios estudiantiles, donde el niño/a tenga acceso a espacios que cuenten con los servicios básicos de amplitud, iluminación, y salubridad, lo que permitiría incrementar el nivel motivacional en el ejercicio educativo de todos los actores inmediatos.

El componente académico en las escuelas, se consolida con un planteamiento educativo de largo alcance que se estableció como una herramienta pedagógica y curricular. Así la ACFEGB (2008) menciona que los marcos legales y reglamentarios abren nuevas condiciones curriculares que fortalecen los procesos educativos en la Educación General Básica, protagonizando cambios a través de una estructura con base conceptual pedagógica, procedimientos lógicos y concatenados que logran cumplir con el desarrollo especial de destrezas y habilidades.

Es necesario sumar la dotación de redes de información tecnológica como parte de las herramientas educativas que se destacan en el procesamiento del conocimiento. Las escuelas equipadas al respecto, caminan al unísono de las tendencias educativas actuales que exigen una intercomunicación, cumplida en un tiempo más rápido y optimizado. Las Escuelas del Ecuador se alinean al cumplimiento de los estándares académicos y uno de ellos es la apropiación e innovación tecnológica en el Proceso de Enseñanza aprendizaje.

“El contexto no constituye una masa homogénea de la cual todo participa indiferenciadamente. Por el contrario se conforma de sucesivos horizontes de relación y de sentido, en los cuales se va tejiendo de manera diferenciada las existencias” (Prieto, 2004, pág. 140). La comunicación interpersonal, se constituye en un elemento clave de las escuelas, cuando las interrelaciones se desarrollan en un clima escolar adecuado con sentido de voluntad y donde las instancias educativas se vuelven corresponsables en el aprendizaje, desde la intención de comunicarse.

Es inherente destacar a la comunidad de gestión como un elemento clave en las Escuelas, que se desenvuelve bajo un modelo democrático y de consenso, y que trabaja en una planificación prospectiva, en la cual la capacitación de sus integrantes es la herramienta para el empoderamiento educativo. De esta manera La educación básica se considera como un proceso de humanización,  donde la responsabilidad es de todos, desde las decisiones gubernamentales en la creación de políticas que obedezcan a un sistema social real, hasta las decisiones del individuo que plantee un proyecto de vida en pro de su bienestar y el de su colectivo. La interacción comunitaria, provoca el desarrollo de un trabajo activo y participativo que desencadena un medio ambiente favorable y positivo para sus integrantes, consolidando un clima de aula socialmente aceptable.

 

La Educación es un derecho cuyo proceso está ligado a la eficacia y la eficiencia de los planes, métodos, técnicas y resultados que involucra a todos los estamentos educativos; cuando estos elementos atraviesan problemas, generalmente se vinculan con la inadecuada toma de decisiones de sus directivos, provocando insatisfacción del personal, desperdicio de recursos, tiempos mal utilizados y metas no se alcanzadas.

Para comprender estos dos términos es importante remitirse a sus conceptos.  “La eficacia es una medida normativa del logro de resultados, se refiere a su capacidad de satisfacer una necesidad, y alcanzar un objetivo previsto, mediante el uso de bienes y servicios” (Chiavenato, 2007, pág. 24). La calidad educativa debe ser analizada a partir de un conjunto de especificaciones que deben ser cumplidas y cuyo grado de consecución puede ser medido objetivamente (Rodríguez, 2010).

La eficacia y la calidad del sistema depende de algunos factores y de entre ellos de la capacidad docente que se transforma en un compromiso político nacional con una educación de avanzada, donde se elaboren planes de acción bajo el cobijo y alineación de  la reforma curricular consensuada; de políticas educativas de sostenibilidad vinculada al desarrollo colectivo; de la participación civil en el apoyo a todas las fuentes de injerencia educativa; de procedimientos integrados que promuevan la equidad de género, la libre expresión y el trabajo cooperativo.

La calidad educativa se asocia a la necesidad de establecer un sistema de capacitación para maestros, así como un sistema de incentivos a su labor; depende del impulso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación; de una educación integral, bajo un programa de becas especialmente para los niños más vulnerables y desfavorecidos; de la atención a necesidades de aprendizaje, mediante programas activos; de la optimización de aspectos cualitativos de la educación, en las técnicas instrumentales básicas, para conseguir buenos resultados; de docentes que han desarrollado capacidades para preparar clases de manera efectiva; de un modelo de supervisión especialista en currículo, cuyos miembros sean asertivos; finalmente depende de una óptima gestión de recursos.

Loa aspectos antes mencionados se pueden integrar en tres grandes líneas que optimizadas adecuadamente pueden demostrar eficacia y calidad

Un modelo de gestión democrático y de consenso, que trabaje bajo una planificación prospectiva, y se constituya en la herramienta para el empoderamiento educativo;  que guíe el trabajo de las direcciones de los centros escolares, a través de procesos de planificación, organización, control y evaluación, como conductor de estrategias institucionales con capacidad para equilibrar los recursos humanos, materiales como financieros, mantener excelentes relaciones con los agentes internos como externos y habilidad para adaptarse a las características contextuales

Los centros escolares son un colectivo lleno de un bagaje de experiencias que confluyen hacia la consolidación organizativa; toda persona involucrada lleva consigo un patrón de actuación, que determina su incidencia e impacto en la organización. Cada conducta es representada por códigos y símbolos comunicativos que se entrelazan y conforman criterios unificados sobre aspectos estructurales y funcionales de un todo organizativo. que garantice la calidad educativa, donde la comunidad trabaje hacia un bien común, para satisfacción de sus requerimientos

Un modelo de gestión pedagógico y curricular, donde el conocimiento, las habilidades y los valores, a desarrollarse respondan a los requerimientos del contexto. El aprendizaje es una actividad social y no solamente un proceso de realización individual, que coloca al individuo como eje de toda transformación en condiciones socio históricas determinadas. A partir de ello las instituciones educativas son parte de un todo social como elemento fundamental en el proceso de transformación.

Así las condiciones inherentes al aprendizaje es la gestión del docente a través de la propiciación de las relaciones humanas genuinas, dominio de la asignatura, el conocimiento de técnicas y enseñanzas que facilitan el aprendizaje, apoyo al desarrollo emocional, aplicación de normas y procedimientos y un clima de aula estable y fortalecido. “La existencia de buenas relaciones entre los miembros de la comunidad escolar es un elemento clave, directamente ligado a la eficacia escolar. En una escuela eficaz los alumnos se sienten bien, valorados y apoyados por sus maestros, y se observan buenas relaciones entre ellos; los docentes sienten satisfechos con la escuela y con la dirección, y hay relaciones de amistad entre ellos” (Blanco, 2008, pág. 36)

Otra de los ámbitos es el curricular, cuya estructura obedezca a un tejido social, se norme por las decisiones tomadas al respecto de los diferentes contextos, que se desarrollan y transforman por la influencia, tengan significado y busquen su asentamiento en un tratamiento holístico y no fragmentario; solo así se puede trabajar con eficacia y calidad

Un Modelo de Acción comunitaria integrada e integradora, que percibe a la educación como un proceso de humanización,  donde la responsabilidad sea de todos. Desde las decisiones gubernamentales en la creación de políticas que obedezcan a un sistema social real, hasta las decisiones del individuo que plantee un proyecto de vida en pro de su bienestar y el de su colectivo.

“En las escuelas eficaces los docentes están fuertemente comprometidos con la escuela, con los alumnos y con la sociedad. Sienten el centro escolar como suyo y se esfuerzan por mejorarlo. El trabajo en equipo del profesorado, tanto en pequeños grupos para la planificación cotidiana como en conjunto para tomar las grandes decisiones, es un claro ejemplo de esa eficacia escolar”. “En ese sentido, la existencia de un proyecto educativo de calidad, elaborado por la comunidad escolar parece estar en la base de esos objetivos”. (Blanco, 2008, pág. 36)

Cada Establecimiento obedece a una línea de pensamiento y por lo tanto a una particular forma de actuar, que se demuestra en la visión, en su desempeño y en el alcance de sus objetivos. Se asienta y se va construyendo socialmente, a través de acciones motivacionales, y de empoderamiento, para que todo el conglomerado oriente su trabajo hacia la construcción de una cultura de planificación, seguimiento, evaluación y de integración.

Es importante que cada Institución como elemento del mesomedio tenga una identidad enriquecida por características particulares como normas, principios, costumbres, e ideologías. Es necesario considerar que la cultura organizativa, es resultado de acciones tendientes a cumplir  las metas planteadas por el colectivo humano, quienes deciden desarrollar un trabajo de calidad.

 

 

Mariana Gisell Calderón Defaz

 

Powered by Bullraider.com
Viernes, Diciembre 15, 2017

Escritores y Lectores

Hay 57 invitados y ningún miembro en línea

Descubrir...

Donación Vía Paypal


Para seguir apoyando a los autores y a los lectores que puedan usar nuestro sitio en forma gratuita, necesitamos de vuestra ayuda. El importe lo decide ustede, desde un 1 dólar, todo sirve.

Desde el 2009 estamos online y queremos seguir por muchos años más, ayúdenos ¡¡¡

 

Gracias, Editorial ROVE


 

Safe Creative #0910120060733