Ensayo

¿Cuáles son las implicaciones del mestizaje en América Latina?

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (4 Votes)
Ratio:  / 14

Comentar (0)

Seguir Leyendo¿Cuáles son las implicaciones del mestizaje en América Latina?

LAS VENTAJAS DE LA POBREZA

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 100% (1 Vote)
Ratio:  / 7

 

Comentar (0)

Seguir LeyendoLAS VENTAJAS DE LA POBREZA

Salvados del Holocausto: inmigración judía a Venezuela en los albores de la Segunda Guerra Mundial.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)
Ratio:  / 1

El Amor Consciente

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0% (0 Votes)
Ratio:  / 0

Comentar (0)

Seguir LeyendoEl Amor Consciente

Aurelio y El Mundial

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 20% (1 Vote)
Ratio:  / 0

Lucio Aurelio Cómodo Antonino, comúnmente conocido como Cómodo, fue emperador del Imperio romano entre los años 177 y 192, Marco Aurelio fue el primer emperador desde el reinado de Vespasiano que nombró como heredero a su propio hijo. El 27 de noviembre de 176, Marco Aurelio concedió a su hijo el rango de Imperator, concediéndole prácticamente sus mismos poderes. La historia parece condenada a repetirse, sólo el desconocimiento de lo pasado pudiera sorprendernos de los hechos presentes. En su lecho de muerte Marco Aurelio designa a su único hijo varón –vivo- (los otros 3 habían fallecido) y le otorga en bandeja de plata todos los poderes. A la venezolana, esto pudiera traducirse en lo que en palabras del difunto presidente Chávez sonaba así “Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir el periodo, como manda la Constitución, sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente”. (El Universal 9 de Diciembre de 2012). Siendo elegidos por quienes detentaban el poder, ambos gobiernos, el de Marco Aurelio y el de Nicolás Maduro, iniciaron con pan y circo; de la mano de la barbarie. La historia cuenta que, Los senadores, descontentos con esta situación, iniciaron una serie de conspiraciones e intentos de golpes de estado (“Leopoldo López reitera propuesta de Constituyente”. El Universal 14 de julio de 2014), que a su vez provocaron que el modo de hacer las cosas de Cómodo se fuera haciendo progresivamente más despótico y tiránico (“Maduro arremete contra Maria Corina Machado y la llama Asesina” La Patilla, 3 de junio de 2014,). Aunque el Senado lo odiara y temiera, las evidencias históricas apuntan a que Cómodo se mantuvo popular entre el ejército y el pueblo. El amor que le profesaban los ciudadanos del Imperio no sólo se debía a sus abundantes muestras de generosidad (Nicolás Maduro promete erradicar la pobreza de Venezuela, Telesur, 7 de Junio de 2014), sino a los espectaculares juegos de gladiadores que se celebraron durante su reinado. Es decir, Cómodo camino en victoria gracias al sangrado de los gladiadores a los cuales expuso a la plebe para su distracción; Maduro profirió un grito (Vacíen los anaqueles!) y camino triunfal el 8 de Diciembre, sobre los restos de empresas desangradas económicamente y obligadas a rematar mercancías; pudiera decirse que fue “32 pulgadas y circo”. El fútbol, es un deporte inspirado en valores como la dedicación, el trabajo en equipo y la constancia, pero lamentablemente, terminó degradado en un espectáculo más, un coliseo digno de cualquier déspota romano. En Venezuela, la conversa diaria, se convirtió en “no fue penal”, “viste como lo mordió” y como siempre empezamos a aceptar como normal y hacer parte del día a día, lo que no es normal (colas, inseguridad, fallas eléctricas). Cómodo, supo aprovechar el deporte (o la barbarie); supo explotar el espectáculo e hizo olvidar a los romanos, su pobreza y su desdicha. Quizás no hubiera muerto ahorcado en la bañera, de tener una herramienta tan poderosa como la televisión. La historia es letra viva. El gobierno de Cómodo se puede considerar relativamente pacífico en términos militares aunque terriblemente inestable y turbulento en la política del Imperio. En palabras de Dión Casio: “El reinado de Cómodo marcó la transición de un reino de oro y plata a uno de óxido y hierro”. Esta famosa frase ha llevado a muchos historiadores, a tomar el reinado de Cómodo como el comienzo de la Decadencia del Imperio romano. El “Imperio Izquierdista” en Latinoamérica (Maduro, Dilma, Cristina y compañía), se ancló y se seguirá anclando en el pan y el circo. Pero, si la historia es cíclica como dicen, también caerán en decadencia. 

Comentar (0)

Miércoles, Junio 20, 2018

Escritores y Lectores

Hay 92 invitados y ningún miembro en línea

Descubrir...

Twitter


Safe Creative #0910120060733